Y… ¿QUIÉN CONTROLA LA PRUEBA DE CONTROL Y CONFIANZA?

Hace unos años se le conocía como el polígrafo, era una prueba implacable, pocos la pasaban.

Obligaba para aspirantes a ingresar a corporaciones de policía o para funciones administrativas en dependencias con injerencia en sensibles temas para la sociedad.

El polígrafo creó fama como un proceso que hacía “temblar” a los sustentantes que, al salir,  platicaban historias de estricto rigor.

El concepto trascendió a la Prueba de Control y Confianza, como se conoce ahora. Todos, quienes tienen un cargo público con ámbitos de seguridad ciudadana, están obligados a aprobar.

¿Realmente es un esquema implacable?

No, porque tiene numerosos “asegunes” que se manejan en radio pasillo de las propias corporaciones y en la opinión pública: No se hace público –con inmediatez- si un funcionario o elemento aprobó o no.

Se desconoce si los centros autorizados actualizan sus procedimientos.

Hay casos de aprobados que incurren en irregularidades administrativas o delitos penales.

Pero esta prueba mantiene su confidencialidad sobre sus resultados y sus procesos. No se revelan a la luz pública.

En la presente semana, el tema reapareció en el ámbito local a raíz de la reciente renuncia de la directora de la Academia Metropolitana de Seguridad Pública y Tránsito, Leilani Tortolero, quien a partir del pasado jueves dejó de ser funcionaria municipal.

No hay cuestionamiento. Se trata de una renuncia voluntaria.

Pero hay suspicacias en radio pasillo de la casa municipal en el sentido de que, su renuncia, obedeció a motivos relacionados con este obligatorio examen.

Pero no hay explicación contundente. Ni siquiera del alcalde Héctor López Santillana quien se limita a avalar que fue una renuncia voluntaria.

Este es un ejemplo del hecho de que, hoy la Prueba de Control de Confianza tiene muchos asegunes y resulta poco confiable.

EL PATRONATO DE LA FERIA, ¿LIBRE DE VISOS POLÍTICOS?

¿Un político como presidente del Patronato de la Feria?

Es relativo, todo depende del cristal como se vea.

Ocurrió que Juan Carlos Muñoz Márquez pidió licencia para ausentarse de su curul legislativa para suplir a Gabriel Pérez Navarro en la presidencia del Patronato de la Feria de León.

No, no fue bien vista su posible llegada al patronato por el perfil político que connota.

El primero en reaccionar fue el dirigente del Consejo Coordinador Empresarial, Arturo Sánchez Castellanos, quien advirtió sobre la proyección política del cargo honorífico en la persona de Muñoz.

Y dejó claro que los organismos empresariales que representa impulsan perfiles ciudadanos con un sentido transparente ante la ciudadanía.

Más aún, hacia el interior del Ayuntamiento azul también surgieron voces de oposición a la llegada de Muñoz, como la emitida por la regidora Ana Coco Carpio Mendoza quien declaró abiertamente su inconformidad a la nominación.

Más allá se demostrar si la figura de Muñoz tiene un estricto sentido ciudadano, el inicio del protocolo para designar al nuevo presidente  del patronato de la Feria representa, ya, un inicio con el pie izquierdo.

Todavía es tiempo de enmendar.

Hoy la Feria de León tiene proyección internacional, su derrama económica representa más de 500 millones de pesos y contiene la esencia del pueblo leonés.

El cargo de presidente del patronato tiene qué elevar a la ciudad a su máxima expresión festiva, histórica y de identidad leonesa.

“No a figuras con visos políticos”, dicen las voces detractoras.

LA LLUVIA EN LEÓN SE ESCRIBE CON “TINTA DE AGUA”

La historia en León se escribe con “tinta de agua”.

El torrencial de la madrugada del miércoles, no fue la excepción al derivar escenarios de caos y de tragedia.

Cada año el dios Tláloc recuerda al pueblo leonés su extrema vulnerabilidad a inundaciones y a encharcamientos.

Esta vez el tinte sumó la tragedia con la muerte del conductor que, entre la tormenta, cayó con su vehículo a un canal del bulevar Timoteo Lozano. Era un operador del transporte urbano.

El caso es que, cada que llueve “fuerte” León se inunda. ¿Nos debemos de acostumbrar porque así siempre ha sido?

No. Por supuesto que no.

Es momento que las autoridades municipales asuman su responsabilidad e incluyan proyectos de colectores pluviales para la certidumbre del futuro de León en materia de movimiento de aguas.

Ocurre que el 95 por ciento de la mancha urbana de León tiene drenaje sanitario –no pluvial- que data desde el siglo pasado. A pesar del permanente programa de regeneración del SAPAL, no ha sido posible la renovación integral de los ductos.

También te puede interesar:  Los perfiles profesionales para una industria de la moda 4.0

Por eso León se inunda. Ninguna administración municipal se ha preocupado por extender el drenaje pluvial. Ni tampoco el organismo operador del agua que presume números “negros”  con amplio potencial para extender la infraestructura hidráulica de la ciudad.

Urge que la lluviosa historia de León ya no se escriba con “tinta de agua” y que las autoridades asuman su responsabilidad ante escenarios trágicos, como ocurrió con la muerte del automovilista.

De no existir una iniciativa hacia proyectos hidráulicos pluviales, León estará a su suerte cada vez que llueva y los pretextos serán los mismos cada año.

“Es que la ciudad no cuenta con colectores pluviales”.

Cada año cae lluvia sobre mojado.

ESTADO Y FEDERACIÓN HACEN EL UNO DOS PARA EL TREN LIGERO

Ya se escucha su pitido.

Está próximo a arribar a la estación del corredor del Bajío.

Es conocido como: tren rápido, tren ligero, tren interurbano y/o tren del Bajío.

Desde mediados de los años noventa se escuchó por primera vez el proyecto, pocos entendieron que se trataba de un proyecto a largo, muy largo plazo que alcanzaría al 2020.

Hoy, el tren parece una realidad para los estados de Querétaro y Guanajuato.

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo desempolvó el proyecto, lo planteó ante el presidente Andrés Manuel López Obrador y, con una participación tripartita, todo parece indicar que el tren pronto iniciará su travesía.

Si el plan sigue “sobre rieles”, el arranque de la obra e infraestructura iniciará en el año 2021, tal y como lo informó la senadora de Morena Antares Vázquez, quien ratificó el interés del presidente de la República por este proyecto.

Esta alianza Estado-Federación sería un ejemplo sólido de las obras y acciones que esperan los ciudadanos de ambos gobiernos, que deben abrir perspectivas de progreso sin vestiduras políticas.

Por eso, más que nunca en estos últimos treinta años, el pitido del tren parece escucharse a lo lejos y, una vez en la estación, representaría para el desarrollo industrial, económico y social, la base del corredor Guanajuato-Querétaro.

Se espera, entonces, un devenir de un sexenio de “hermanos” a la obra, no sólo en este proyecto, sino en muchos otros.

¿Será posible?

Bueno, el avance del proyecto del tren ligero daría una respuesta positiva.

“¡Vaaamonos!”.

EL GOL, EL ERROR, LA FIGURA Y EL OSO

A continuación el retrato de la semana expresado en términos de fútbol.

El gol: El anotado por la Fiscalía General del Estado al avanzar en la investigación sobre el caso de 4 ex alcaldes de Guanajuato que han sido señalados como probables responsables de algún delito. Adicional, se investiga el recuso utilizado  para “publicidad” por la Secretaría de Turismo del sexenio pasado que encabezó Fernando Olivera Rocha –como lo confirmó el jueves el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo-.

El error: De las autoridades municipales que avalaron el diseño “deprimido” para el puente del bulevar Hermanos Aldama. Cada año en temporada de lluvias “hace agua” y bloquea la circulación vehicular del sur del municipio. Ahora obliga a su rediseño.

La figura: La tormenta del pasado miércoles que cayó “como tromba” sobre la mancha urbana de León y que a su paso dejó caos, desastre y tragedia. “Tormentón”.

El oso: Del presidente Donald Trump quien pretende imponer arancel del 5 por ciento a las importaciones mexicanas. ¿Estados Unidos no tiene amigos, sólo intereses?  La respuesta es histórica.

Y EL PIQUETE PARA EL CAFÉ

Van las siguientes coloquiales frases que contienen mucha sabiduría popular.- Tómelo con buen humor.

    • Mira mamá, descubrí que las tortugas sí saben volar, pero son tan lentas que no consiguen despegar.
    • Dice que es inteligente y que por eso fijó su fecha de matrimonio para el 30 de febrero.
    • Llega pronto, avanza solo; llega lejos, haz equipo.
    • Todas las oportunidades se aprovechan, si no las aprovechas tú, otros sí.
    • Y recuerda, toma cada oportunidad como si fuese un “shot” de tequila.
    • Ha progresado gracias a su lema: “Bien hecho es mejor que bien dicho”.

ESCRIBE UN COMENTARIO