REGRESO A CLASES, ENTRE LA EMOCIÓN Y LOS TROPIEZOS

El rostro se iluminó para la mayoría de los niños que regresaron a clases presenciales.

El reencuentro con los amigos, el pizarrón al frente, la voz del maestro, la hora del recreo… muchas fueron las sensaciones que experimentaron los pequeños al volver a la escuela.

Habían pasado 15 meses en tele-aula, ya anhelaban el retorno, sentir la extraña sensación que representa vestir el uniforme y cargarse la mochila escolar.

Múltiples sensaciones, sí; aunque no todo fue alegría.

En León hay escuelas particulares que postergaron el regreso a la escuela debido a que se registró un caso positivo de covid.

La zozobra de que el virus aparezca en cualquier momento persiste, siempre latente, entre niños y adolescentes que regresaron al salón.

Así será en lo sucesivo, no se puede bajar la guardia en protocolos de seguridad porque el virus siempre está al acecho para «grandes y chicos».

Por eso, desde el lunes pasado del regreso a clases, hubo varios contrastes emocionales: la alegría de los niños y la preocupación de los papás.

Con todo y las vicisitudes que implica la nueva normalidad, las voces de la mayoría avaló el regreso a la escuela, era urgente.

Asumen los riesgos que implica la decisión, entre la consciencia de que volver a las aulas representa el desarrollo personal y académico para los niños.

Se recuerda que se trata de una decisión voluntaria y que no todos los escolares van a la escuela toda la semana, los horarios y días de asistencia son escalonados.

Otros tropiezos pasan las escuelas que fueron saqueadas durante el tiempo que permanecieron cerradas, y que no pudieron reabrir por no tener las condiciones de servicios ni las garantías sanitarias.

Fue  el regreso a clases, ya transcurrió una semana y prevalece el buen semblante entre alumnos, papás y maestros.

A hacer la tarea.

38 DÍAS, CONTANDO Y DESCONTANDO

Faltan 38 días para que concluya la administración municipal.

El alcalde Héctor López Santilla descuenta las hojas del calendario entre la consolidación de sus obras y acciones, así como un intenso trajín de trabajo programado en el plan de, cien días, 180 obras.

En un escenario alterno, la alcaldesa electa, Alejandra Gutiérrez Campos cuenta los días venideros antes de rendir protesta ante el Ayuntamiento y ante la ciudadanía leonesa, entre una intensa consulta ciudadana para afinar su plan de gobierno.

Ambos gobiernos, entrante y saliente, se ensamblan durante septiembre, el mes determinante para la transición de mandos.

Dos cuestiones ciudadanas para cada uno:

¿Qué deja Héctor López Santillana? Su Tercer Informe de Gobierno programado para el 22 de septiembre será el reflejo del legado del primer presidente municipal  reelecto.

¿A quién deja Ale Gutiérrez? La alcaldesa electa no da señales si retomará a trabajadores públicos y funcionarios municipales, pero todo parece indicar que, en este tenor, habrá «borrón y cuenta nueva».

Los dos habrán de encontrarse el 10 de octubre; ambos del mismo partido político, sí; pero está prescrito que el esquema de gobierno será totalmente diferente uno del otro.

Quedan pendientes muchas revelaciones sobre el nuevo gobierno municipal, lo que sí se puede anticipar es que, el área de Desarrollo Institucional tendrá mucha chamba lo que resta del año entre despidos y altas.

Tic tac. Contando… y descontando.

LOS VIAJES ILUSTRAN Y…  LUSTRAN LA ECONOMÍA DEL ESTADO

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo anda de gira por Europa.

Apenas llegó a Ginebra, Suiza, y conoció el proyecto que tiene Nestlé para invertir en el Puerto Interior 160 millones de dólares para consolidar su producción en Guanajuato.

Se trata de un grupo industrial ya pre establecido en la entidad y que ahora, con esta inversión, habrá de general 200 empleos directos y 1, 700 empleos indirectos.

Nestlé producirá 285 mil toneladas de alimento seco, así como 25 mil toneladas de alimento húmedo.

Por supuesto, el sector empresarial y productivo calificó de buena noticia este proyecto extranjero que, entre los efectos adversos de la pandemia, abre un horizonte más promisorio en materia de inversiones.

Y, al día siguiente, Rodríguez Vallejo se trasladó a Caserta, Italia, donde anunció una inversión de 130 millones de pesos por parte del grupo PROMA, una empresa italiana que se dedica a la fabricación de estructuras para asientos de vehículos. Se generarán 250 empleos directos e indirectos.

Los ciudadanos no están indiferentes al viaje de las autoridades estatales porque, con madurez cívica y social, saben que se habrán de generar oportunidades de trabajo para los guanajuatenses.

La crisis derivada por la pandemia que impactó al bolsillo familiar, dejó en claro para padres de familia y nuevas generaciones la necesidad de más trabajo en todos los municipios.

De aquí que se mantenga un aire de esperanza hacia la recuperación laboral de la entidad y, por supuesto, con la base de la atracción de inversiones extranjeras que detonan la economía en general.

Para la inversión extranjera, Guanajuato es territorio fértil.

BACHES, BOYAS Y TOPES, AL MERITO ESTILO LEONÉS

«Parecen circuitos extremos», se escuchó una voz ocasional.

La frase se refería a las calles de León que soportan el gastado recurso de utilizar boyas y topes para regular y delimitar el tránsito vehicular y peatonal.

Los ciudadanos «de casa» parecen acostumbrados a observar que, para delimitar carriles o reducir la velocidad, las boyas es un recurso recurrente.

Los ojos de foráneos quedan «atónitos» al observar la maraña vial por el desmedido uso de boyas para delimitar carriles y  sentidos de la circulación.

El toperío, la otra asombrosa usanza leonesa.

Hay «topes» de plástico, de cemento, de asfalto y hasta de tierra. Todo problema vial parece resuelto con «un buen tope»… o, «barda, como se le conoce popularmente.

Algunos ni se ven, otros están mal planeados, la mayoría son solicitados por comités vecinales, los más se convirtieron en «uso y costumbre» porque allí lleva años.

A estos dos recursos viales se suman los eternos  baches en todos los sectores de la ciudad que aparecen todo el año pero que se hacen más pronunciados en temporada de lluvias.

Con estos tres «ingredientes» viales, las calles y bulevares se transforman en un circuito «extremo» que obliga a la habilidad de los conductores para circular entre singulares rutas viales.

Pasan los años y nadie dice ni hace nada bajo la salvedad de que «así siempre ha sido».

Los topes los solicitan los ciudadanos, las boyas son «ingeniería» vial y los baches surgen por la acción del desgaste normal del piso.

La esperanza ciudadana se orienta hacia la nueva administración municipal.

Se espera que las autoridades de Obra Pública y Vialidad fusiones sus acciones para ofrecer más funcionalidad y seguridad a las calles de León.

Una ciudad de la dimensión e importancia de la «Perla del Bajío» exige soluciones de fondo en este tema.

Usted, ¿qué propone?

EL GOL, EL ERROR, LA FIGURA Y EL OSO

A continuación el retrato de la semana expresado en términos de futbol.

El gol: El anotado por el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo con la atracción de inversiones extranjeras para dinamizar la economía del estado. El mandatario estatal realiza un viaje de trabajo por Europa donde respaldó proyectos extranjeros que impulsarán el empleo.

El error: De los estrategas de tránsito y obra pública de León que, durante años, han resuelto con topes y boyas los problemas viales de la calle de León. «Parecen circuitos extremos», dijo una voz ciudadana.

La figura: La lluvia del presente año que alcanzó con buen temporal a los meses de agosto y este arranque de septiembre. Ahora sí, literal, llueve sobre mojado en León.

El oso: De numerosos ciudadanos que han bajado la guardia en materia de prevención de contagios a pesar de que la tercera ola de covid ha demostrado su letalidad y capacidad de dispersión.  Para muchas personas, hoy día el cubrebocas ya estorba, o no sirve de nada. Craso error.

Y EL PIQUETE PARA EL CAFÉ

Van las siguientes coloquiales frases escuchadas de manera ocasional.- Tómelo con buen humor.

– Justificó que se quedó dormido porque le pidieron una inclinación a pensar.

– Dice que tiene faltas de ortografía porque un accidente gramatical dejó su escrito en estado de coma.

– Es tan optimista que para él el final es el punto de partida.

ESCRIBE UN COMENTARIO