La detención de Ricardo Ruiz Velazco, alias «El Doble R», operador del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en el Occidente y Bajío, provocó una violenta reacción de integrantes de esa agrupación que incendiaron taxis, autobuses, coches particulares, comercios y tiendas de conveniencia en localidades de Jalisco y Guanajuato.

La escalada de violencia comenzó sobre las 19:30 horas en Zapopan, cuando, a punta de pistola, un grupo de hombres tomó al menos tres camiones del transporte y dos vehículos particulares que de inmediato incendiaron.

El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro (MC), reconoció que los narcobloqueos fueron respuesta a un enfrentamiento entre militares y delincuentes.

«Producto de un enfrentamiento en la colindancia entre Ixtlahuacán del Río y Cuquío, entre el Ejército y miembros de la delincuencia organizada, incendiaron vehículos en la carretera a Saltillo, en el ingreso a la ciudad (de Zapopan), para tratar de evitar el paso de las corporaciones», reportó el Mandatario.

Los hechos pusieron en tensión a los habitantes de la zona metropolitana de Guadalajara y fue reforzada la vigilancia en colonias populares y residenciales.

Horas después incidentes violentos se replicaron en León, Irapuato, Celaya y la capital de la entidad, Guanajuato.

Fueron quemadas unidades de transporte y tiendas de conveniencia en esas cuatro ciudades.

También abandonaron autos incendiados en la carretera Celaya-Apaseo.

En Irapuato se registraron los mayores incidentes de violencia con al menos una docena de tiendas incendiadas, así como comercios y una gasolinera. Hacia la medianoche en Guanajuato se desató el pánico en la zona centro por la quema de un comercio y en León se reportaba el incendio de dos comercios.

ESCRIBE UN COMENTARIO