Autoridades municipales pretenden que las tradicionales Fiestas de San Juan y Presa de la Olla se puedan extender hasta cuatro o cinco días de duración, aunque el poco presupuesto que se tiene para organizarlas impediría su ampliación.

Por ahora, autoridades municipales analizan si es posible llevar a cabo los festejos de la manera tradicional o bien se modifican algunas fechas y horarios, debido a la pandemia del Covid-19 que en 2020 obligó a su cancelación.

“Estamos analizando si se lleva a cabo la fiesta en un solo día o bien hasta en cuatro o cinco, todo depende de la misma pandemia”, dijo el titular de la Dirección de Turismo, Daniel Gutiérrez Meave.

Explicó que las fiestas podrían prolongarse unos días más para evitar las aglomeraciones de personas, que es uno de los aspectos sanitarios que podría impedir su realización en tiempo y forma.

Otro factor que se debe de tener en cuenta son los recursos económicos para organizar los eventos que forman parte de la programación, de los que actualmente sólo se dispone de 500 mil pesos.

“Además de la situación de la pandemia se requiere de recursos suficientes porque los que se tienen actualmente no se podría hacer mucho” afirmó.

De acuerdo con las mismas autoridades municipales, la fiesta en honor a San Juan suele concentrar hasta 15 mil personas en la zona de la Presa de la olla, algo que con la actual situación de la pandemia del Covid-19 no podría ocurrir.

Gutiérrez Meave consideró que, al aumentarse la cantidad de días de la fiesta, también se puede disminuir el riesgo de aglomeración de personas y por lo tanto los relativos a contagio del nuevo coronavirus.

El funcionario apuntó que además de la decisión a la que arriben las autoridades municipales se deberá contar con el aval de la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG), que es la instancia facultada para definir si las celebraciones pueden ocurrir o no.

Estos festejos, que son lo más importantes que se celebran en la ciudad, se llevan a cabo durante el mes de junio y abarcan además de la fiesta en honor al Santo Patrono de la ciudad, la coronación de la reina de la ciudad y la apertura de las compuertas de la presa de la olla, además de algunas presentaciones artísticas.

La fiesta principal se lleva a cabo el día 24 de junio, cuando miles de familias guanajuatenses acuden a los alrededores de la Presa de la olla para participar de la verbena popular.

Conforme el mes de junio avanza, la indefinición de las fiestas persiste y con ello no hay garantía que para este 2021 se pueda reanudar una tradición que por cientos de años han conservado los guanajuatenses.

ESCRIBE UN COMENTARIO