Titán y Akela, dos de los perros operativos más famosos a nivel nacional, catalogados como héroes por sus logros y rescates de personas en desastres, tienen su casa en la estación de Bomberos de Silao, donde opera la unidad canina de perros de búsqueda y rescate.

El Jefe de la Unidad, Mauricio Pantoja, nos habló sobre el trabajo que realizan con estos perros o binomios caninos de los cuales en este momento hay cinco ejemplares en el Cuerpo de Bomberos de Silao.

Los dos perros operativos más experimentados, por supuesto, son Titán y Akela, que alcanzaron la fama luego de ser partícipes de los rescates en los sismos registrados en la Ciudad de México y en desastres a nivel internacional.

Titán, con 10 años de edad, está a punto de jubilarse como rescatista, pero continuará con su labor como entrenador de las nuevas generaciones de canes que recientemente se integraron a esta corporación como parte de la unidad.

En tanto Akela, con 6 años de vida, continúa preparándose para asistir en caso de ser necesario en cualquier evento o siniestro que se solicite su intervención.

Larga experiencia

Con 6 años operando en la Corporación de Bomberos de Silao, esta unidad canina estuvo anteriormente en Protección Civil y Cruz Roja de León y algunas otras instituciones, por lo que cuenta con más de 20 años de experiencia en la preparación e intervención de los binomios caninos.

Han sido de 100 a 120 perros trabajando en todo este tiempo, manifestó el Jefe de la Unidad, quien orgulloso comentó que además fueron parte fundadora de la Federación de Bomberos Voluntarios de Argentina de la Unidad Canina de Rescate con el primer grupo, además de colaborar en países como Perú, Chile y Estados Unidos.

Retomando la trayectoria de Titán, es importante destacar que luego de que fue jubilado hace tan sólo unos días, hoy es un perro dedicado al entrenamiento porque es un perro escuela, un perro atlético, sin embargo, es un perro de reserva pues ya cumplió con la patria, ya cumplió con la familia bomberil y ya entregó todo lo que pudo a la sociedad, expresó Mauricio Pantoja.

A los perros de cachorros se les empieza a evaluar y los acercan a la gran manada de perros y los van seleccionando con el proceso y al tiempo se elige al mejor perro de rescate.

Familia

Hace años empezaron a trabajar con Titán en esta ciudad de León, junto con otros dos perros que ya partieron de esta tierra como Luna y Yanka, que ya no están pero que dejaron una huella con el Tsunami de Japón y con otros desastres.

Ellos dos entrenaron a Titán, luego Yanka y Titán entrenaron a Akela y a otros perros con los reconocidos manejadores Christian Martínez y Thor de Christian Frausto.

En Silao, al equipo canino se integraron elementos como José Luis y Josúe, dos elementos de esta corporación de Bomberos y todo el grupo formando un equipo de trabajo muy fuerte y muy sólido, dijo el jefe de la Unidad.

Un vínculo

Externó además que cada perro es un vínculo con uno, “no hay otro más, el proceso es muy largo pero una parte de ello se conforma de amor y cariño, cada uno de los binomios desborda ese equilibrio por generar ese vínculo”, explicó.

Luego manifestó que se continúa con la obediencia porque con un perro sin un control no hay perro de trabajo

 “Somos un equipo de trabajo, una gran familia, el perro o binomio canino es un bombero más, el trabaja en esas dos horas arduas lo que para un bombero son ocho, por eso es considerado en muchos países del mundo como un elemento más de la institución”.

De diez perros en entrenamiento se llegan a graduar un promedio de tres perros bien seleccionados, dependiendo de las actividades que se les asignen o se desarrollen.

“El personal que trabaje la Unidad Canina debe ser un personal calificado que pasa no por ocho meses de entrenamiento como un canino, sino un promedio de un año y medio para poderse graduar y posteriormente adquirir la experiencia”, dijo.

En total son 10 elementos de Bomberos aunque esperan incrementar el número de personas y de binomios dijo el jefe de turno, ya que además de Akela son cuatro más binomios que tienen trabajando junto con ellos.

El jefe de turno de Bomberos Silao, José Luis Zavala, habló sobre su trayectoria como parte de la Unidad Canina de dicha corporación, donde trabaja en conjunto con Mauricio Pantoja el Jefe de la Unidad, y los perros Akela y Titán, con quienes ha compartido experiencias en Texas y en la Ciudad de México.

ESCRIBE UN COMENTARIO