Un bazar es un mercado donde se ofrecen a la venta multitud de productos entre ellos: relojes, cerámica, telas, ropa. Se suelen vender productos típicos y tradicionales de las localidades. Sus precios suelen ser más accesibles en comparación a una tienda departamental.

Para muchos comerciantes durante la pandemia vieron en los bazares la oportunidad de subsistir una de ellas es Melissa López. Estudió derecho con la esperanza de ser abogada pero no le gustó la carrera se cambió de profesión dedicada más al marketing en asuntos de bazares.

“Tenía un negocio de bolsas, la inauguración se hizo 3 o 4 semanas antes de la pandemia. Quiebra segura junto con un grupo de amigos creamos una red de apoyo. Al principio con 10 amigos y hoy en día somos 1,000 integrantes, empezamos con un grupo de WhatsApp y todavía hay gente que se sigue agregando. Nos dimos cuenta que no éramos los únicos con este problema económico  también negocios de años tenían las mismas dificultades que nosotros” nos comentó.

“La vida es de los valientes y si no te atreves te vas a quedar con las ganas ¿Qué es lo peor que te puede pasar? Que te vaya mal pero lo hiciste, ya te diste cuenta del resultado. Tarde que temprano el éxito toca a la puerta de las personas atrevidas” puntualizó.

Comenzaron a apoyarse primero comprándose unos a otros formando una cadena económica de consumir y apoyar a lo local.

Por ejemplo en lugar de hacer el súper en una empresa transnacional o de ir a comprar a las grandes empresas que tienen con que sustentarse decidieron comprar al vecino, al amigo, o  primo. Es allí donde se genera esta conciencia de consumir local.

“La manera en que cambió la economía es darnos cuenta que tenemos que apoyarnos los unos a los otros, y que si no consumimos lo local la economía no va a girar” añadió.

La idea de crear este bazar “Cielito Lindo” comenzó desde que hicieron este grupo de emprendedores y  buscaron un lugar para vender. Es por eso que en diciembre del 2020 empezaron a crear bazares primero en el centro en donde tuvo gran aceptación. Y es allí cuando creyeron que podían evolucionar e ir más allá.

“La realidad es que antes de la pandemia no estaba la cultura del bazar entonces fuimos plantando la semilla de que fueran haciendo sus bazares. Nos ha ido muy bien,  no solo estamos en León estamos en varias ciudades como Guanajuato capital, una convocatoria en Irapuato, CDMX, Guadalajara no solo se quedó aquí ya se realiza en  otras ciudades” agregó.

Es importante que la gente conozca que aparte de los centros comerciales que nos ofrece la ciudad también están estos centros donde también pueden consumir local, pasarla igual de bien, comer rico, divertirse con algún show o alguna clase deportiva.

Al preguntarle sobre algún consejo para las mujeres que desean emprender alguna marca o negocio ella nos platica sobre arriesgarse “No le hagan caso al miedo. Muchas veces pensamos que nuestra idea en la cabeza nadie la va a querer. Igual que nosotros pueden pensar muchas personas. Si ya lo tienen en la cabeza, háganlo. Experimenten con su proyecto y vayan evolucionando poco a poco. Errores van a cometer van a ver muchos tropiezos y obstáculos. Si ustedes creen en su proyecto van a salir adelante” finalizó.

ESCRIBE UN COMENTARIO