El comercio navideño crece de manera exponencial en estas fechas. Al respecto, Mauricio Roberto Fuentes, director de Comercio y Consumo, explica a detalle las acciones que se llevan a cabo durante la temporada.

El funcionario explica que todos los comerciantes que acudan a la dirección deben tener su permiso, que es obligatorio. De momento se están checando los principales lugares, como clínicas, paradas de autobús, bulevares o exteriores de los mercados. También el centro y la central camionera. No hay un límite para pedir el permiso, pero sí hay un tiempo que consiste en diez días hábiles.

En la Zona Centro se está vigilando más, y muchos se han reacomodado; se están incrementando los permisos en las plazoletas de los mercados públicos; en cuanto a la Zona Piel, se está teniendo la habitual vigilancia, y la respectiva atención.

En la periferia de la ciudad hay un poco más de comercio, además de los mercados públicos. Asimismo, en la mayoría de las colonias se busca la forma de que se puedan acomodar a prueba, pues muchas personas ven una opción de salida económica, pero en ocasiones o no les va bien, o consiguieron otra opción económica. Por eso se trata de un permiso de tipo temporal.

ESCRIBE UN COMENTARIO