El reciclaje va generando conciencia y concentrándose en León. Ciudadanos, grupos y asociaciones civiles se encargan de difundirlo y consolidarlo, ya sea en el miércoles ciudadano o en la vida diaria. Uno de estos promotores es Luis Fernando Hernández Rodríguez, presidente de la Unión de Empresarios Recicladores de León Guanajuato, e integrante de “Alianza Ecológica del Estado de Guanajuato”.

Hernández explica la importancia de su labor que ya lleva más de diez años trabajando como asociación civil en León, trabajando en pro del medio ambiente, del gremio y de la ciudadanía. El miércoles asistieron al ayuntamiento con el objetivo de incluirse en los planes de la reglamentación de la Ley de Economía Circular, y así asegurarse de que se les tome en cuenta.

“Para empezar, muchos de nosotros somos centros de acopio más que recicladores, porque nosotros no transformamos la basura en productos nuevos. Muchos de nosotros lo que hacemos es comercializar estos residuos para que se vuelvan a introducir a la cadena comercial”.

Con respecto a la conciencia del reciclaje en la Capital del Calzado, Hernández considera que siempre es buena y conveniente la educación para la sociedad en general. Sin duda, será bien recibida. Pero en León y en todo México el reciclaje tiene mucho tiempo, y por la misma necesidad de las personas, la pepena tiene mucho tiempo. Antes, era propia del relleno sanitario, ahora es en las calles.

“Hemos dado pasos muy importantes, y ahora la ciudadanía está volteando a ver cada vez más al reciclaje. Eso es siempre algo bueno”.

Hernández explica que el reciclaje es muy basto, y los procesos son muy específicos dependiendo del material. Sin embargo, todos los ciudadanos pueden apoyar con una acción que aparentemente es muy simple, pero que logra mucho: separar los residuos. Asimismo, se puede apoyar en el tema social, regalando los residuos a algún pepenador, que no tiene otro ingreso.

En la pandemia hubo cambio de paradigmas en todas las actividades humanas, y el reciclaje no fue la excepción: “fue algo muy interesante, pues somos de los gremios que han ayudado. Cuando muchas personas se quedaron sin empleo, vieron en el reciclaje una manera de sostenerse. Empezaron a pepenar, o abrieron un negocio, por eso impactamos positivamente”.

ESCRIBE UN COMENTARIO