Un ataque armado dirigido contra el director del Cereso Mil,  Oscar Guillermo Ríos Álvarez, despertó ayer a los habitantes de la colonia León Moderno donde el funcionario tenía su domicilio. La víctima fue ingresada a un hospital de la localidad en estado grave.

El preludio de una jornada especialmente violenta para la ciudad, se registró a las 8:00 de la mañana en la calle Pagannini esquina con el bulevar Mariano Escobedo, al parecer cuando Ríos salía rumbo a su trabajo.

De acuerdo a versiones surgidas en el lugar de los hechos, un grupo fuertemente armado llegó a los lugares a bordo de un vehículo, cuyas características no fueron especificados, del que bajaron varios pistoleros y rafaguearon el Nissan Sentra en color gris plateado en el que viajaba el director del Cereso, atravesando el parabrisas.

En el ataque también resultó herida una mujer, aparentemente su esposa, quien fue trasladada al mismo hospital en estado de shock.

Los agresores luego de cometer el ataque, subieron de nuevo a su vehículo para darse a la fuga por el bulevar Mariano Escobedo, sin que existieran reportes de personas detenidas.

Sobre la calle Pagannini y sobre el automóvil en el que viajaba Ríos, fueron dejados mensajes amenazantes.

Tras escuchar el estruendo de las balas, los vecinos y familiares salieron a auxiliar a los heridos, pidiendo el apoyo de las asistencias médicas, arribando primero la Policía municipal, que implementó un fuerte operativo por colonias y calles aledañas.

El director del Cereso fue trasladado en una ambulancia a un hospital, en código rojo, mientras que en el lugar de los hechos la escena quedó bajo resguardo de la Fiscalía estatal para recoger los restos balísticos y demás pruebas que ayuden a dar con los responsables.

Horas más tarde, la Secretaría de Seguridad Pública estatal emitió un comunicado en el que confirmó la identidad del director atacado, condenando los hechos además de asegurar que coadyuvarán en las investigaciones correspondientes, para dar con los responsables.