Irapuato, Gto.

Una madre de familia desesperada atacó a puñaladas a sus propios hijos de 4 meses y 14 años anoche lunes en su hogar de la colonia San Miguelito, en Irapuato.

Después intentó matarse abriendo las llaves del gas y cortándose las venas a la altura de las muñecas en ambos brazos.

El drama del que se ignoran los motivos, ocurrió a las 9 de la noche al interior de una humilde vivienda de la calle Justo Mendoza casi esquina con la avenida Las Águilas en la San Miguelito.

Los alaridos de un niño pidiendo auxilio y los gritos de desesperación de una niña de 8 años pidiendo ayuda a los vecinos, sumado a un intenso olor a gas, puso en máxima alerta al vecindario.

Vecinos se acercaron a la vivienda encontrándose con la dantesca escena, un menor de 14 años con una puñalada en el abdomen cargando en brazos a su hermanito de 4 meses con heridas en tórax y abdomen, y a una menor de 8 años llorando desconsolada.

Más noche se supo que el mayorcito refirió a las autoridades que la autora de las heridas fue su propia madre, y él apenas había logrado rescatar a su hermanito de sólo meses de edad y a su hermanita con los que salió de su casa gritando y pidiendo ayuda.

La mujer, extraoficialmente identificada como Adriana, de 31 años, al darse cuenta de lo que había sucedido, intentó privarse de la vida haciéndose profundos cortes en las muñecas con un cuchillo, y abriendo las llaves del gas de su estufa.

La Policía alertada por los vecinos no tardó en llegar, entró a la fuerza al domicilio ante tan graves circunstancias, y aún encontró a la señora tendida y sangrante, quien se oponía a soltar el arma blanca, pero finalmente la convencieron de permitir que la auxiliaran.

Paramédicos trasladaron en diversas ambulancias a la familia a recibir atención médica de emergencia. Hasta los primeros minutos de hoy, el sitio de la tragedia permanecía bajo fuerte custodia policiaca.

ESCRIBE UN COMENTARIO