Al cumplirse una semana sin combustible, la anarquía que se vive en las gasolineras ya inicia a dar brotes de violencia.

La ciudadanía se ve desesperada por el desabasto, el abuso en el mercado negro de 40 pesos por litro, y la falta de reacción y organización de las autoridades de los tres niveles.

La desesperación por el combustible ya empieza a desquiciar la ciudad y a ocasionar problemas ante la anarquía de los despachadores de gasolina que venden todo el combustible por buenas propinas de 50, 100 y 200 pesos.

Aunado también está la incapacidad de los administradores para controlar el caos social en sus gasolineras, pues con dificultades ellos saben de números, no de teorías de manejo de masas, y se sumó la inoperancia de la Policía y Tránsito que sólo se dedican a observar.

A este cóctel se agregó la Profeco, quien anunció que multará a las gasolineras que no llenen los tanques de los autos y despachen todo el combustible que le pidan los usuarios en bidones, sin medir el problema que genera esta medida, pues los ciudadanos están acaparando gasolina en sus casas y muchos especulan con reventa al doble de precio en el mercado negro.

MERCADO NEGRO

En la mayoría de las gasolineras continuó la venta en bidones de 20 litros y hasta en tambos de 100 litros, no hubo límite para atender al ciudadano, pues bastó con decir que son empresa y dar propinas de 200 pesos para que los despachadores entregaran toda la gasolina en los bidones y barriles, ya sea en las cajas de las camionetas, la cajuela del auto o a pie, continuó sin regulación la especulación.

En promedio y bajo las reglas del decálogo, una pipa de 20 mil litros debería de abastecer a más de 500 autos, pero con el incumplimiento de la entrega de las fichas, los mismos despachadores calculan que se atiende sólo a 300 autos.

Además, si antes duraba la venta por 6 horas en las gasolineras, ahora el combustible se agota en 3 horas, debido a que existe acaparamiento del combustible con la excusa de ser empresa.

En las redes sociales la venta de gasolina en el mercado negro subió de 25 pesos por litro el domingo, a 40 pesos el martes (en tres días).

El único punto que se ha respetado del decálogo es el llenado de tanque a las patrullas de la Policía municipal, quienes hacen acto de presencia de vigilancia pero no pueden intervenir en la gestión de la gasolina, mientras cientos de ciudadanos observan que no se respeta la carga de 100 pesos en bidones y 500 por automóvil, quedándose cientos a la deriva por el acaparamiento en la cara de las autoridades.

DESOBEDECEN DECÁLOGO

Luego de haber estado hasta cinco días sin recibir propinas, los despachadores se niegan a respetar el decálogo, pese a que este jueves León amaneció con más gasolina desde que se agudizó el desabasto hace una semana.

El Heraldo visitó tres gasolineras en bulevar Morelos y dialogó con los despachadores, quienes manifestaron desconocer el decálogo que escribieron los propios empresarios gasolineros y prometieron respetar de frente al gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

Sobre el punto de despachar 100 pesos por bidón o garrafa (5 litros) y 500 pesos por automovilista (25 litros), los despachadores dijeron desconocer el decálogo, pues la administración de la gasolinera no les había mencionado nada al respecto y se negaron a respetarlo.

También te puede interesar:  Libramiento vía rápida

También aceptaron que no hay repartición de las 500 fichas.

“Como llegan en la fila son atendidos, no hay límite de combustible, les llenamos todo el tanque, imagínese si les decimos que sólo 500 pesos de gasolina podemos despachar, se nos arman los problemas”, declaró un joven despachador.

“Sólo dos garrafas podemos llenar, es la indicación de la administración, sólo 40 litros por persona, no podemos despachar más a quienes vienen a pie”, dijo otro despachador en otra gasolinera.

“Tanque lleno por carro y un bidón de 20 litros de la cajuela podemos llenarles, es para que alcancen más personas” dijo otro empleado en una tercera gasolinera.

En redes sociales han circulado videos en los cuales los ciudadanos denuncian a los despachadores de vender a través de sus conocidos en 40 pesos el litro de gasolina.

SE TRIPLICA SERVICIO 

Este jueves mejoró el servicio de combustible en la ciudad, así lo declararon en redes sociales los ciudadanos y se visualizó en las cuentas oficiales del municipio, el cual informó que a las 8 de la mañana habían 41 gasolineras en servicio.

El pasado miércoles se reportaron 15 gasolineras ofreciendo el servicio por la mañana, mientras que el martes fueron 16 y llegaron a 39 al mediodía, el lunes se reportaron 22 estaciones al amanecer, 15 el domingo y el sábado sólo fueron 7.

Entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde, el municipio informó de por lo menos diez gasolineras más que contaban con servicio de combustible este jueves.

SÓLO 84 GASOLINERAS

El Gobierno del estado reportó que a las 11:20 de la mañana, de las 599 gasolineras que hay en el estado, sólo el 14.8% (84) se encuentran dando servicio.

El alcalde de León, Héctor López Santillana indicó que León esperaba 80 pipas (de 20 mil litros) para abastecer (80 gasolineras) este jueves, como parte del compromiso de Pemex por apoyar a Guanajuato con 41 mil barriles desde este miércoles (más de 320 pipas).

Desde la madrugada del jueves y hasta las 7 de la noche, fueron más de 50 las gasolineras que tuvieron servicio.

En redes sociales los ciudadanos declararon que hay más fluidez en las gasolineras, sin embargo, las compras de pánico continúan en la mayor parte de las gasolineras.

Por fortuna, para las 4 de la tarde, el estado volvió a informar que continuaban al 15% de servicio las gasolineras en todo el estado, lo que daba un respiro, ya que la mayoría de las pipas llegan por la madrugada y después del medio día era difícil encontrar combustible, desplomando a menos del 5% el servicio en todos los municipios.

ESCRIBE UN COMENTARIO