El Presidente Andrés Manuel López Obrador avaló que se conozca la verdad y no se oculte nada de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida hace ocho años.

Durante la mañanera, luego que en REFORMA se diera a conocer un informe sin testar sobre el caso, el Mandatario federal afirmó que si se conoce la verdad es lo que «nos va a liberar».

«Yo nada más ofrezco disculpas, no solo por eso sino por todo lo que injustamente hicieron a sus hijos, ofrezco disculpa a los padres, es lo que debe de cuidarse», dijo.

«También yo les dije y ellos también en un momento lo plantearon, de que querían la verdad, aunque fuese dolorosa y sí es muy dolorosa, mucho, mucho, muy dolorosa, ese es el único tema».

«Lo demás, es una actitud, con todo respeto, de zopilotes, pero si se conoce la verdad, no hay problema, si se conoce la verdad es lo que nos va a liberar, no ocultar nada».

Según un informe sin testar de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa de la Presidencia, cuya copia obtuvo REFORMA, días después del asesinato de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, criminales junto a miembros de los Gobiernos local, estatal, federal y del Ejército, montaron una operación para desenterrar los cuerpos de los jóvenes de fosas cerca de Iguala y llevarlos al 27 Batallón de Infantería.

El 29 de septiembre, el Edil José Luis Abarca, identificado en los mensajes como «A1» habría escrito que negociaba con autoridades federales. Según A1, el entonces Presidente Enrique Peña «mandó a su sirviente» o «gato» (como identifica a Tomás Zerón), para negociar con Abarca y que «pida licencia y desaparezca».

El Ejecutivo federal reiteró su postura de no testar los informes, para que se conozcan identidades.

«Si yo dije ‘por qué es que se tenía que testar’, que los abogados y jueces pongan por delante la justicia, no es posible que por un asunto de procedimiento se impida hacer justicia, porque a lo mejor quienes filtraron este documento sin testar, lo hicieron pensando en que de esa manera ya no va a tener validez legal, sí, nada más que este no es un asunto nada más jurídico, éste es un asunto de justicia y de Estado», agregó.

«No es a ver, es qué como dieron a conocer los nombres, ya los vamos a dejar en libertad, porque se violó el sacrosanto debido proceso, no. ¿Y si son responsables y cometieron los crímenes, entonces, con una argucia legaloide se vulnera la justicia, se pisotea la justicia? No».

Pide poner ‘mucho ojo’ a provocadores en marcha

El Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió poner «mucho ojo» a los provocadores que viven del conflicto que pudieran asistir a la marcha para recordar los ocho años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El Mandatario federal dijo que en el tema del caso Iguala hay muchos intereses y que hay quienes buscan que no se castigue a los responsables de la desaparición.

«Un abrazo a los papás, a las mamás de los jóvenes, hay, como es natural y lógico, muchos intereses en juego, hay quienes no quieren que se conozca lo que sucedió, tampoco que se castigue a los responsables, hay quienes quisieran que nosotros falláramos, que no cumpliéramos con nuestro compromiso de justicia», dijo.

«Hay quienes se benefician de administrar conflictos y tampoco quieren, aunque parezca increíble, que se resuelvan los problemas, pero tenemos una voluntad para que haya justicia, que no haya corrupción, que no haya impunidad y nada ni nadie va a detener este proceso de transformación del País».

López Obrador pidió leer al Premio Nobel de la Paz Nelson Mandela y no tirar piedras ni bombas molotov.

«Hay que leer a Mandela, se llama El largo camino por la libertad, o sea, no es tirar piedras ni bombas molotov, es convencer», afirmó.

«No es nada más que esta es la fecha en la que vamos a manifestar y vamos a provocar violencia y ya, no, esto es trabajo de todos los días, casa por casa, convencer en fábricas, colonias populares, en las escuelas, en las familias, en las plazas públicas».

«Imagínense, si cuando nos robaron la Presidencia en 2006, hubiésemos tirado piedras, si hubiésemos tomado el Palacio, si hubiesen habido muertos. ¿Se hubiese logrado la revolución? No. Por eso mucho ojo con los provocadores, porque esos no quieren la transformación ni la justicia, ellos lo que quieren es administrar conflictos, vivir del conflicto y de la manipulación».

El Jefe del Ejecutivo reiteró que su Gobierno continuará con la investigación del paradero de los 43 jóvenes pues ya se rompió el pacto de silencio y de impunidad.

«Ocho años de la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa y ya se ha informado de que vamos a continuar con la investigación, que se ha avanzado. Se está rompiendo el pacto de silencio y de impunidad y vamos a continuar haciendo justicia», indicó.

ESCRIBE UN COMENTARIO