Con una intensa luz que paulatinamente cubierta por una sombra y un eventual color rojizo, la Luna corona el cielo nocturno del pasado domingo.

Y es que durante las últimas horas del domingo y la madrugada del lunes, fue posible contemplar en México un eclipse total de Luna.

Un eclipse lunar sucede cuando la Tierra se interpone en el camino de la luz del Sol hacia el satélite natural. Existen tres tipos de eclipses lunares: parcial, penumbral y total, como el de esta ocasión.

Durante el eclipse total de Luna, este cuerpo celeste estará exactamente opuesto al Sol con la Tierra en medio. La luna se tornará rojiza, comúnmente llamada luna roja o de sangre, debido a que la atmósfera de la Tierra dispersa la luz solar y sólo deja pasar la luz roja que se refleja en nuestro satélite.

«A media noche podrán mirar el eclipse de Luna. Desde las 21:00 horas podrán comprobar que la sombra de la Tierra sobre la Luna es un círculo, porque nuestro mundo es redondo. Verán a la Luna ocre por la luz roja solar que incide sobre su faz, la demás la absorbe el polvo», compartió en Twitter la astrónoma Julieta Fierro.

A diferencia de otros eclipses, como el solar, puede observarse a si oke vista directamente y sin riesgo, en tanto la claridad del cielo lo permita.

También se puede seguir una transmisión en vivo desde el Observatorio de la UNAM en San Pedro Mártir, Baja California, desde la cuenta de Twitter de la Universidad @UNAM_MX

Usuarios en redes sociales comparten sus propias imágenes del astro y la evolución del fenómeno, apreciado desde distintas latitudes, pues es visible en todo el Continente

ESCRIBE UN COMENTARIO