Tras una derrota más, Andrés Lillini, declaró que Pumas ha perdido la confianza de tener el balón, de quererlo, pues antes se tapaban muchas desatenciones y las contrarrestaban con llegadas continuas y ahora les cuesta llegar al área rival.

Sin embargo, aceptó que el manejo de partido del León fue mejor que el de Pumas, “en el primer tiempo lo hicimos bien, en el segundo tiempo nos costó mucho”.

Dijo que las circunstancias están dadas así, “cualquier error que tengamos lo pagamos caro, el equipo sigue teniendo la actitud, la entrega, el corazón que tenía; tenemos juventud y es lo que estamos asumiendo en este inicio de torneo y nos cuesta mucho”.

Señaló que siempre trata de mejorar, “pero (Pumas) es un equipo que no baja los brazos, con las limitaciones que tenemos, las tenemos que asumir y correr con esos riesgos para eso estoy acá, me tengo que hacer cargo de esto, sino no lo haría”.

Calificó la derrota “de las peores” porque todo se vuelve más complicado, todo tiene menos tiempo, “difícil de asimilar porque los recursos que tenemos no nos alcanzan y desde la vista del entrenador, siempre cuesta asimilar mucho esas cosas”.

Señaló que querían salir de la mala racha y no pudieron ante un rival que en la segunda jugada del segundo tiempo, le hace el gol, “porque León tiene jerarquía en sus futbolistas, pagamos caro los errores”.

Apuntó que, León tiene el sistema y la misma forma de jugar que el de la final, “estratégicamente queríamos sacarle el balón rápido, lo que hicimos en la final de ida en CU, lo logramos en el primer tiempo, y León siempre es Leon tiene jerarquía, buenos recambios, jugadores en la banca muy buenos, por eso León nunca se cae”.

ESCRIBE UN COMENTARIO