El PRI en la Cámara de Diputados calificó de «acciones terroristas» los ataques del crimen organizado de los últimos días en varios estados, y aseguró que el Gobierno federal es incapaz de controlar esa violencia.

«Las bandas de criminales realizan acciones análogas al terrorismo, siembran el pánico entre la población civil y no hay consecuencia legal para ellas», afirmó.

«Es evidente que en estos momentos el Estado mexicano es incapaz para controlar la violencia que genera el crimen organizado».

El viernes pasado, grupos armados quemaron unidades de transporte en Baja California y Guanajuato.

Un día antes, sicarios asesinaron a al menos 10 personas y dejaron unos 15 heridos, además de incendiaron vehículos y negocios en Ciudad Juárez, Chihuahua, mientras que en Jalisco quemaron al menos 13 automotores.

Ayer sábado, un grupo armado atacó con fusiles una gasolinera en Zitácuaro, Michoacán.

Los priistas consideraron inadecuada la política de seguridad del Gobierno, y lamentaron que no exista coordinación con otros niveles de autoridad, por lo que anunciaron que solicitarán que el Gabinete de Seguridad acuda a la Cámara de Diputados para informar sobre la ola de violencia.

«Demandamos la acción de los cuerpos policiales para frenar las acciones terroristas», sostuvieron los 70 legisladores priistas, que constituyen la tercera fuerza en San Lázaro.

«La violencia que vivimos en el mes de agosto no tiene precedente en la historia moderna de México. Gobernadores y presidentes municipales también deben hacer su tarea y destinar más presupuesto a la seguridad».

Los legisladores calificaron de «descabellada e inaceptable» la declaración de la Alcaldesa de Tijuana, la morenista Montserrat Caballero, quien la noche del viernes, tras los ataques, pidió a los criminales que sólo le cobren derecho de piso a quienes no les pagaron.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO