En el regreso a su escaño y desde la tribuna del Senado, el ex Gobernador morenista Jaime Bonilla acusó que los hechos de violencia en Baja California son responsabilidad directa de la actual Mandataria de Morena, Marina del Pilar Ávila, por los pactos que tiene con el crimen organizado.

Aseguró que el Fiscal estatal Ricardo Iván Carpio Sánchez tiene un pacto con el crimen.

«Ha sido señalado de tener acuerdo con los cárteles (…) a espaldas de lo que ofrecen al Presidente hacen cosas adversas a lo que promete la 4T», señaló Bonilla.

Durante la sesión de la Comisión Permanente del Congreso, afirmó que los hechos de violencia en esa entidad fueron un reclamo a la Gobernadora por no cumplir acuerdos con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

«Hay una falla gubernamental estatal, es una falta de oficio político y conocimiento de lo que estaba pasando en Baja California, porque es imposible que las policías estatales y las federales no hubieran sabido, con la inteligencia que tienen, lo que iba a pasar, y si no sabían, todavía está peor, ¿en manos de quién estamos?».

Anoche todos los Gobernadores de Morena defendieron la estrategia de seguridad federal y cuestionaron las acusaciones de Bonilla.

«Rechazamos cualquier acusación de complicidad con la delincuencia, venga de donde venga, como la expresada por el Senador Jaime Bonilla», señalaron en una carta pública.

ESCRIBE UN COMENTARIO