En menos de tres horas ocurrieron dos asesinatos a balazos entre el atardecer y la noche de ayer domingo y en ambos casos las víctimas fueron hombres jóvenes a los que acribillaron, uno en su casa y el segundo al salir de la suya.

Además, ambos crímenes se sumaron a los dos previamente registrados ayer por la mañana, hasta sumar 4 muertos en menos de 12 horas y no hubo detenidos.

Primero, a las 17:22 horas las autoridades fueron avisadas de fuertes detonaciones de arma de fuego dentro de una vivienda de la calle Loma del Pantano, cercano al cruce con la calle Loma de la Escondida de la colonia Loma Dorada.

A la llegada de la policía, elementos encontraron la casa abierta y al observar desde la calle, a través de la puerta, vieron el cuerpo de un masculino (el cual en ese momento se dijo que tenía de entre 30 a 35 años de edad) y sangre en el sitio, por lo que solicitaron las asistencias médicas.

Minutos más tarde los paramédicos dictaminaron que la persona ya había fallecido, haciendo la observación que presentaba varias heridas de bala en diferentes partes del cuerpo.

Acerca de lo sucedido, se comentó en el lugar, de parte de las autoridades, que momentos antes de escucharse los balazos, se vio ingresar a la casa a un desconocido vestido de negro; posterior a ello se oyeron varios disparos, para enseguida salir el desconocido que caminó haca la esquina donde le esperaba uno en moto y huyeron.

Ya pasado el día, y por parte de elementos del SEMEFO, se confirmó que la víctima no contaba con la edad señalada en el lugar de los hechos, sino que se trató de un menor de edad.

MEDINA

Poco más tarde, hacia las 20:30 horas de ayer mismo, pero en la colonia Medina al norte de la ciudad, se reportó una agresión armada contra un hombre, extraoficialmente identificado después como Mario Enrique N (de 27 años de edad), quien presentaba al menos un impacto de bala en la cabeza y otro en la parte media de la espalda.

Acerca de lo sucedido, anoche se conoció que el hoy fallecido al parecer se encaminaba hacia donde quedó estacionada una camioneta de carga, cuando se le acercó caminando un hampón, el cual le disparó directamente a la cabeza en varias ocasiones, y luego al cuerpo para enseguida regresar hacia la esquina y abordar una motocicleta en la que huyó con un cómplice.

ESCRIBE UN COMENTARIO