En la zona centro de la ciudad se han detectado unas 25 casas e inmuebles con daños que pueden generar su colapso, los cuales representa un riesgo para la población y en especial para las personas que viven en las cercanías.

De acuerdo con la Dirección de PC, a cargo de José Félix, son varios callejones de la Zona Centro donde se ubican esas propiedades, muchas de las cuales no pueden ser rehabilitadas porque sus dueños no cuentan con los recursos para ello.

Estos inmuebles se ubican en callejones como: Tamazuca, el Apartado, Carcamanes y calles como Insurgencia, Belaunzarán, las cuales con las lluvias recientes ha aumentado su potencial de riesgo.

El funcionario señaló que estas propiedades ya han sido ubicadas e incluso a los vecinos se les ha hecho saber esta situación para que tengan precaución y no se expongan a sufrir algún accidente.

También, en algunos casos se ha buscado a los propietarios, pero no todos han sido localizados, por lo que se han hecho labores de tipo preventivo para evitar que se puedan venir abajo.

El director de PC también hizo un llamado a los vecinos de aquellos lugares en donde se han detectado este tipo de construcciones para que hagan su reporte a PC y de esa forma poder atenderlos para evitar algún incidente.

José Félix expresó que la mayor parte de estos inmuebles están hechos a base de adobe, un material que con la humedad que generan las lluvias se reblandece y puede llegar a colapsar en cualquier momento.

Entre los daños que se ha detectado en estos lugares también han sido ubicados algunos sobre las bases y la estructuras, lo que representa mayor riesgo pues las casas pueden colapsar por completo.

Por lo que hace a las labores para ubicar estos lugares, el titular de PC señaló que además de los reportes de la gente, el personal efectúa algunos recorridos en diversas zonas del centro de la ciudad, que es donde se ha detectado la mayor cantidad.

Precisó que, por ahora, las autoridades municipales no disponen de los recursos suficientes para atender estos lugares y eliminar los riesgos que representan, pero se están buscando alternativas.

ESCRIBE UN COMENTARIO