Hemos de recordar, que cada 12 de Octubre los gobiernos anteriores celebraban el día de la raza ya que el 12 de Octubre de 1492 fue descubierto el Continente Americano, según la historia por Cristóbal Colón que tocó tierra en las Islas Bermudas a bordo de las carabelas La Pinta, La Niña y La Santa María, que partieron desde el Puerto de Palos con el apoyo de los Reyes Católicos de España y posteriormente, como todo mundo sabemos, fueron conquistados todos los países latinoamericanos por los españoles, exceptuando Brasil, que fue conquistado por los portugueses. El descubrimiento de América fue celebrado con gran gusto por las cortes españolas y premiaron a Colón como el gran descubridor.

En México tradicionalmente se hacían festejos el día 12 octubre, día de la raza, porque otros gobiernos anteriores pensaban de una manera diferente, ahora se ha perdido esa costumbre lamentablemente. Inclusive aquí en México la clínica más grande del Seguro Social se le nombró Centro Médico La Raza y en el Norte del país es común referirse al pueblo en general y entre ellos mismos como “la raza” y también “raza de bronce”, por el color de su piel.

En España este día se celebra el día de la Hispanidad y los reyes presiden este gran evento con un vistoso desfile militar en recuerdo de la gran hazaña que fue el descubrimiento del Continente Americano, coincide también que es el día de la virgen del Pilar, patrona de España, con lo que los españoles estuvieron de manteles largos.

Aquí en México no hubo ningún festejo o recordatorio y a la estatua de Colón, que estaba en una glorieta en Paseo de la Reforma, la retiraron abruptamente y será reubicada en otro sitio. Quiero pensar que es la historia de México, pues la estatua del “Caballito” que así se denominaba a la del rey Carlos IV de España, también ha sido cambiada en varias ocasiones. La estatua de Colón estuvo en una glorieta durante más de 100 años. A Colón no le quitan ni un gramo de gloria de lo que hizo, a muchos mexicanos nos duele que no se respeten las tradiciones de muchos años.

Si hablamos de la raza, tenemos que pensar en los indígenas, que son muchos miles que aun sobreviven y que están diseminados en todo el país aquí en el centro del país están los coras, chichimecas, otomíes, tlaxcaltecas y muchos más; en el sureste encontramos a los olmecas, toltecas, zapotecas y mayas. El mundo de estos indígenas mexicanos, que han sobrevivido durante cientos de años, han aportado a nuestro país monumentos arqueológicos de gran valor; como claros ejemplos sobreviven en el Centro de la Ciudad de México tenemos el Templo Mayor, Teotihuacan en el Estado de México y el sureste está lleno de historia arqueológica construida desde hace siglos por las etnias que hemos citado, que nos hacen recordar con gusto la historia de México y que se han aprovechado para impulsar el turismo nacional y extranjero. La cultura Maya que aun persiste en Quintana Roo, Yucatán y Campeche fue formada por pueblos que desafortunadamente se han perdido y quedan muy pocos, pero su sabiduría en astrología, matemáticas y conocimiento del clima es incomprensible y nos preguntamos cómo se pudo construir las pirámides de Tenochtitlan y porque cuando hay equinoccios y solsticios se forma la figura del rey Cucul kan. Nunca lo podremos comprender.

Lo que debemos de hacer es pensar que todos esos indígenas que viven segregados en todo el país necesitan bienestar, salud, educación, trabajos bien remunerados y sobre todo respeto a sus costumbres. No perdamos la identidad que hoy forma la raza mexicana de la que todos formamos parte.

ESCRIBE UN COMENTARIO