El Gobernador de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez, dio la cara por el desempeño del Fiscal estatal, Carlos Zamarripa, y asumió la responsabilidad en materia de seguridad pública.

Luego que el Presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a Zamarripa de pertenecer a la «ultraderecha del PAN», el Mandatario estatal explicó que lo que importa es dar resultados.

«Que dice el Presidente que es de ultraderecha ¿verdad? No sé si va a misa, si se persigna o si trae el escapulario abajo: yo veo números. Ya ven que nos echan carrilla a los de Guanajuato. Dicen que somos mochos, algunos somos mochos y otros somos muchos. Al Presidente siempre lo he respetado, yo vengo a trabajar, no vengo a repartir culpas. Yo asumo la responsabilidad total de la seguridad de Guanajuato», declaró.

Entrevistado en el Senado, a donde acudió a inaugurar una exposición de carácter turístico, Rodríguez explicó que en todos los delitos, salvo en homicidio, Guanajuato está por abajo de la media nacional.

«El homicidio es su mayor problema y, de acuerdo con las cifras oficiales, hay una reducción de un 40 por ciento en cuatro años», aseguró.

«En este tema de seguridad no pierde el Presidente, no pierde el Gobernador si nos va mal, no pierde el PAN, perdemos todos los ciudadanos. Es muy importante no politizar y no partidizar estos temas».

El Gobernador afirmó que la crítica que sí podía hacer es por la desaparición de los fondos municipales relacionados con la seguridad pública.

Según dijo, Guanajuato ha aportado, en los últimos cuatro años, 800 millones de pesos para ese rubro.

ESCRIBE UN COMENTARIO