Por segundo día consecutivo las copiosas lluvias que cayeron la tarde de ayer, provocaron encharcamientos al oriente y al sur de la ciudad, además de mantener monitoreos preventivos en la zona norte, donde las precipitaciones tuvieron menor intensidad.

La Dirección de Protección Civil Municipal registró el inicio del pluvial a las 19:10 horas, y desde el inicio advirtió que podría incrementar su intensidad como su recorrido, lo que efectivamente sucedió. La lluvia fue catalogada con fuerza de moderada a fuerte en la zona oriente, sur y centro.

Y fue tan copiosa la lluvia que desde antes de las 20:00 horas y como medida preventiva debido a los encharcamientos, se cerró la circulación en la calle 27 de Septiembre y el bulevar Adolfo López Mateos en la zona centro.
Minutos después las autoridades exhortaron a los automovilistas a evitar el paso por la parte inferior del Malecón del Río de los Gómez, a la altura de la calle 5 de Mayo, debido al gran caudal que se desbordó sobre la vialidad y que llevaba la fuerza suficiente para arrastrar automóviles.

Los vecinos de la zona de Jerez, especialmente los que habitan junto a las márgenes del Arroyo de Las Liebres, así como los habitantes de la colonia Killian por donde corre el arroyo Del Ejido y las resultantes de El Muerto, se mantuvieron durante la noche, otra vez, a la expectativa.

CASI IGUAL QUE EL VIERNES
El recuento de los daños que dejó la tormenta del viernes hecho por la Secretaría de Seguridad Pública, fue de un total de 95 automovilistas atendidos en el operativo “Rana” por Tránsito municipal, cuyos vehículos se quedaron varados en las zonas oriente y sur de la ciudad.

Además, elementos de Protección Civil y Bomberos intervinieron en la caída de 6 árboles, el encharcamiento de 3 viviendas en Barrio de Guadalupe y también para auxiliar a los ocupantes de un vehículo que sufrió una volcadura.

De acuerdo a la SSPL, la zona más afectada por la lluvia del viernes fue el bulevar López Mateos en su tramo de Villa a la Avenida Curtidores, en la salida a Silao, donde el nivel del agua alcanzó de los 40 a los 690 centímetros.
Los bulevares Delta, Avenida Olímpica, Francisco Villa y Torres Landa también se colapsaron en algunos tramos por las aguas.

ESCRIBE UN COMENTARIO