Luego de dos años en que fue prohibida la invasión de la vía pública, porque afectaba la imagen urbana y turística de la ciudad, los restauranteros volvieron a violar el reglamento municipal, para reinstalar sus mesas, sillas y sombrillas en área de paso de peatones.

Las pasadas Semana Santa y de Pascua, reconoció el edil Alejandro Navarro Saldaña que los empresarios le solicitaron instalar de nueva cuenta ese tipo de servicios a los clientes, pero de manera “temporal”.

A pesar de que restauranteros contaron con esos permisos, de nueva cuenta y sin volver a solicitarlos se reinstalaron en plazas y jardines.

Instancias municipales del Ayuntamiento informaron que existen cuando menos una treintena de solicitudes de los propietarios de restaurantes para instalar mesas, sillas y sombrillas, a fin de brindar el servicio de alimentos a los  turistas, pero aún no han sido autorizados.

Es de mencionar que la mayoría de restauranteros aprovechan la situación de los gobernantes en turno, como aconteció en administraciones locales anteriores, cobijados al amparo de los amiguismos, compadrazgos y favores políticos de los que por lo común han gozado.

ESCRIBE UN COMENTARIO

También te puede interesar:  Reportan baja venta de alcohol