La crisis por la que atraviesan Shakira y Gerard Piqué es de tal magnitud que medios europeos ya dan por hecho el fin de su relación como pareja y tendrían que disputarse la custodia de sus hijos, Milan, de 9 años, y Sasha, de 7.

La cantante colombiana y el futbolista español, quienes comenzaron su romance a raíz del Mundial de Sudáfrica, en 2010, acaparan titulares por una supuesta infidelidad de él con una estudiante rubia que trabaja como edecán, según la revista Cuore.

Pero eso no es todo, ya que el catalán, una vez terminada la temporada de futbol, habría retomado las salidas nocturnas a varias discotecas en compañía de amigos y mujeres desconocidas, especialmente porque se habría ido a vivir solo a un departamento.

«La artista no quiere continuar viviendo en Barcelona. Aquí no tiene amigos ni familia (salvo la de Piqué), y Hacienda la persigue desde hace años, por lo que tiene intención de mudarse e instalarse en otro país. Con sus hijos, por supuesto.
«Y aquí empiezan los problemas: Piqué se niega a separarse de sus hijos y alude a que los niños nacieron en Barcelona, aquí se han criado y aquí tienen su colegio y sus amigos», aseguró, en anonimato, una fuente cercana a la pareja al portal Informalia.

El cuento de hadas de una de las parejas más famosas se oscureció cuando los rumores de su separación los destaparon las conductoras del podcast Mamarazzis, Lorena Vázquez y Laura Fa, al dar cuenta del presunto engaño de Piqué con la mencionada modelo, unos 20 años más joven que la intérprete, quien tiene 45; Piqué tiene 35.
«Lo que me comentan es que Shakira ha pillado a Piqué con otra y se van a separar, por eso hay distancia», señaló Fa.

En sus últimas apariciones públicas ambos han sido abordados por la prensa pero ninguno ha querido dar declaraciones.
Peor aún, la intérprete de «La Tortura» y «Chantaje» también sufrió hace una semana, al parecer, un ataque de ansiedad que requirió que una ambulancia acudiera a su domicilio a atenderla con urgencia.

De acuerdo con ¡Hola!, los respectivos vehículos de Shakira y Piqué estaban estacionados a un lado de la carretera que pasa frente a su hogar, en Barcelona, cuando una ambulancia arribó al lugar.

En las fotografías publicadas por la revista aparece el jugador del FC Barcelona, aparentemente al pendiente de la cantante y de la madre de ésta, Nidia Ripoll. Según una fuente, Shakira subió a la ambulancia con ansiedad, no podía dejar de llorar y pidió ser trasladada a una clínica en la ciudad para recibir atención psicológica.
A la cantante le llueve sobre mojado porque sigue pendiente su juicio por evasión fiscal de 15.5 millones de dólares, proceso por el que podría ser condenada a prisión a menos que logre un pacto con la Fiscalía española.

Lo que no se ha hecho esperar son los múltiples memes y teorías respecto a la situación de la estrella, quien acaba de lanzar el sencillo «Te Felicito», dueto con Rauw Alejandro. Sus fans aseguran que la letra del tema describe un engaño y que estaría dedicada a Piqué.
Las redes sociales también han hecho eco de que figuras del celuloide como Henry Cavill y Chris Evans ya se habrían interesado por sanar el corazón roto de la colombiana.

En el caso del intérprete de Superman, se debe a un video de hace tiempo, que resurgió y en el que coincidió en un evento con la cantante, donde dejó entrever su emoción y sorpresa al verla llegar.
Por el lado de Evans se debe, simplemente, a que ambos comenzaron a seguirse en Instagram, un pequeño gesto que hizo volar las mentes de sus seguidores.

ESCRIBE UN COMENTARIO