Ya quedó vinculado a proceso penal por el delito de homicidio calificado, Omar N, de 21 años, por la muerte del hijo de su pareja, un niño de un año y diez meses de edad al que él habría provocado la muerte por golpes en el tórax y el abdomen que le infirió porque el bebé lloraba.

Ayer tras de que el Ministerio Público justificara ante un juez de control la detención que hizo la policía, de Omar, el domingo 15 de diciembre, la Fiscalía le imputó el delito de homicidio calificado.

Omar había quedado en la casa de su pareja, una joven de 18 años, madre del bebé, para hacerse cargo del cuidado del niño mientras ella acudía a su trabajo.

Según el Ministerio Público, Omar terminó por golpear al niño, el domingo por la mañana, debido que el bebé no dejaba de llorar y después de la agresión, cuando lo vio en mal estado, fue en busca de su pareja para que juntos le buscaran atención médica.

ESCRIBE UN COMENTARIO