La FMF y la Liga MX dieron a conocer que el Estadio Corregidora recibirá un veto de un año para jugar sin público, luego de las agresiones del pasado sábado durante el Querétaro-Atlas.

Además recibirá una multa de un millón 500 mil pesos.

Tras los actos de violencia que se suscitaron el fin de semana en la Corregidora, esta mañana los dueños de los equipos sostuvieron una reunión extraordinaria y decidieron que los Gallos Blancos de Querétaro no serán desafiliados, pero sí se anunciaron otras sanciones.

Así, los Gallos seguirán jugando en la Liga MX, pero la actual directiva será desafiliada y el equipo pasará a manos de sus antiguos propietarios.

La Corregidora recibió veto de un año y podrá seguir jugando en dicha plaza, pero sin recibir público en ese lapso.

La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol emitió un boletín para informar de las resoluciones tomadas luego de la investigación por los acontecimientos ocurridos en el juego entre Querétaro y Atlas del pasado sábado 5 de marzo.

Se explica que los partidos como local del Querétaro serán a puerta cerrada durante un año, dicha sanción se deberá computar del 8 de marzo de 2022 y hasta el 7 de marzo de 2023.

Pero el equipo podrá jugar como local en su sede actual o en otra sede para lo cual, deberá contar con la anuencia de las autoridades de la Liga MX. Sobre las categorías menores y femenil, deberán jugar durante un año a puerta cerrada.

El grupo de animación de Querétaro no podrá asistir por tres años a los partidos de local de su equipo y un año a los partidos como visitantes.

Y, los porristas del Atlas no podrán apoyar a su equipo cuando jueguen como visitantes por los próximos seis meses (8 de marzo al 8 de septiembre).

Se informó que de acuerdo al reglamento el Querétaro pierde su partido ante el Atlas de la fecha 9 por marcador de 3-0 goles. Además, hay una sanción económica para los queretanos.

Medidas de control

La Liga MX anunció algunas medidas entre las que destacan la siguientes: No se permitirá el ingreso de porras visitantes a cualquier estadio de la liga hasta nuevo aviso; los directivos encabezados por Gabriel Solares, Adolfo Ríos, Greg Taylor y Manuel Velarde, no podrán ejercer como tal en los próximos 5 años en ningún club de la liga.

El titular de los derechos de afiliación tomará la administración del Querétaro, pero deberá ponerlo a la venta antes del cierre del año 2022. Las personas encontradas culpables por los hechos en la Corregidora, no podrán volver a un estadio de futbol de por vida.

Todos los clubes deberán contar con un proceso de credencialización de sus grupos de animación y el manejo de los mismos correrá a cargo de las autoridades, quedando prohibido que los operativos sean con elementos de seguridad privada.

Para la temporada 2022-2023 será obligatoria la implementación del Fan ID de todos los aficionados que ingresen en zona de porras y todos los estadios deberán contar con un sistema de reconocimiento facial para identificar a todos los aficionados dentro del estadio.

ESCRIBE UN COMENTARIO