Por medio de la Dirección General de Protección Contra Riesgos Sanitarios, la Secretaría de Salud de Guanajuato en cumplimiento de la Ley General para el Control del Tabaco y su Reglamento, intensificó las verificaciones a establecimientos para inhibir el uso de cigarro.

Daniel Díaz Martínez, secretario de Salud, informó que los cigarros ilegales constituyen un riesgo a la salud de la población, ya que puede tratarse de productos falsificados, adulterados o incluso, elaborados con ingredientes desconocidos.

Lo que incrementa la posibilidad de contener compuestos químicos potencialmente tóxicos y distintos a la planta del tabaco, por lo que no se puede establecer el comportamiento de dichas sustancias en el organismo. Uno de los riesgos más importantes es que, por su bajo costo, los cigarros ilegales se vuelven más disponibles para niños y adolescentes, lo que fomenta el consumo temprano de tabaco en edades altamente vulnerables.

Tan solo durante el año pasado se realizaron 344 verificaciones sanitarias a establecimientos con mayor probabilidad de exposición y riesgo al humo de tabaco (restaurantes, centros de entretenimiento, bares, oficinas de gobierno, cafetería y planteles educativos).

Y 616 verificaciones sanitarias a establecimientos con servicio de venta de productos del Tabaco.

Se efectuaron 18 aseguramientos con un total de 4 mil 660 cigarrillos sueltos, 6 cigarros electrónicos, 8 cajetillas y 16 productos alusivos; así mismo se llevaron a cabo 29 destrucciones con un total de 5 mil 544 cigarros sueltos, debido principalmente a la venta por unidad e ilegalidad.

ESCRIBE UN COMENTARIO

También te puede interesar:  Colocarán más cámaras