Tamara Trottner es  licenciada en Ciencias de la comunicación, con maestría en apreciación y creación literaria, y doctorado en Investigación y creación literarias.

Publicó el libro de cuentos Un último pedazo de bruma (2001) y la novela Siempre las Jacarandas (2008).

Actualmente, cada quince días, participa con Iñaki Madero en la 88. 9 cada 15 días, recomendando lecturas los viernes a las 2 de la tarde.

En esta ocasión, platicamos con ella vía zoom para que nos presentara  su más reciente novela Nadie nos vio partir, la cual empezó a escribir hace cuatros años y que ahora finalmente la tiene en sus manos para darla a conocer como una interesante historia que te atrapara, porque está basada en una experiencia real, que su autora vivió en su niñez y con la que todos, en cualquier momento de nuestras vidas, nos podemos identificar.

LA REALIDAD SUPERA LA FICCIÓN

“Es la segunda, pero es la primera novela  ya publicada en forma, la primera fue como tesis de doctorado en letras, y la tesis fue una novela. Esta es la tercera versión de la novela,  una novela de lo que se llama autoficción, término que se acuño en los años setentas el escritor Serge Doubrovsky, escritor francés hablando de que la autobiografía pretende ser 100 por ciento verdadera, la autoficción es esta mezcla, como cuando ves una película que dice inspirada en hechos reales, y esto es esta novela, es inspirada en hechos reales, es una situación que me sucedió a mí y a mi hermano, mi papá el día mi cumpleaños de 5 años nos secuestro en una venganza a mi mama porque estaba muy enojado con ella, y durante dos años nos llevó a viajar por el mundo escapándonos de la FBI,  la INTERPOOL , los altos juzgados de Jerusalén y la policía en México; fue toda una persecución donde mi mama nos buscaba y mi papa se escapaba y nosotros nos quedamos a la mitad sin saber muy bien que pasaba, esa es la parte real, digamos, y ya en la novela, esta ficcionalización de los eventos, la empecé a escribir desde que me estaba sucediendo y después me di cuenta que era una forma de comunicarme y que después, al regreso de mi viaje, empecé a contarles a mis compañeros de clase mi historia, y al ver su reacción, me di cuenta que las historias a los seres humanos nos fascinan y de ahí comenzó todo”, comentó la escritora.

NO EXISTEN LAS VERDADES ABSOLUTAS

“A los 16 años pensé en escribirla, pero escribí un borrador que no tenía nada que ver con esta historia, porque esta historia adquiere la importancia para poder ser escrita y publicada cuando conozco a los dos lados. Al principio era solamente la opinión de mi mamá y lo que sucedía con mi mama, y en el momento en que me reencuentro 30 años después con mi papa, y él me platica su lado de la historia es cuando digo, claro, entonces creo que lo que sucede con esta  novela, es que pretende enseñarnos que no existen verdades absolutas, que no podemos juzgar, porque la verdad no es tan verdadera, como la verdad del otro y no tenemos forma de juzgar, hice una novela nada maniqueada, una novela que simplemente le expone a los lectores la historia y los lectores van siguiendo que partido toman y que van sintiendo. Definitivamente en esta historia me desnudo, presento las cosas desde mi corazón y mis vísceras, y eso quiero que le genere al lector, no quiero que me digan, que bonita tu novela, me gustó mucho tu novela, yo quiero que les genere dolor, ansia, que lloren, que les dé nauseas que tengan reacciones viscerales con ella, porque eso es la vida, no es algo bonito nada más”, puntualizó.

UNA CATARSIS PARA EL ALMA

“Yo creo que la escritura es catártica, que de pasar a la escritura a lo escribes como catarsis, a lo que ya es literatura, pues requiere de muchos estudios; estoy en un taller con Beatriz Rivas, donde corrijo y recorrijo, lo que escribo, si se puede escribir como catarsis, además es muy terapéutico; me acuerdo una frase de Picasso que decía que el arte es 1% inspiración y 99% chamba, es eso, si es catártico. Me preguntaban , que si pudiera borrar ese evento de mi vida, les dije, por supuesto que no, ese evento me ha traído ser quien soy, y la verdad me caigo bien, creo que todos esos eventos que fueron ocurriendo; no es solo el momento del secuestro, el momento de que esta niña se da cuenta que su infancia se terminó, era el día de su cumpleaños cinco y dijo, se acabo mi infancia, ahora a quien más amo que es mi mama, la tengo que odiar, empezaba a confiar en gente que no conozco, y es un revoltillo de emociones tremendo”,  enfatizó.

MÁS FUERTE QUE NUNCA

“El día de hoy como mamá, todos estos eventos me hicieron ser una mama extremadamente consentidora, me dio posesiva, sobreprotectora y muchas veces cuando soy así extremadamente apapachadora, le digo a mis hijos, perdón, ya saben de dónde vengo y ya nada más se ríen; cuando escribes una historia en hechos reales, donde hay mucha gente involucrada, entonces viene esta parte de autocensura, cuando dices: “híjole, esto lo va a leer mi papa, mi mama y mis hijos, mi esposo”, cuando entra este sentimiento de angustia y de autocensura, ahí ya no funciona, entonces cuando te sueltas y te abres, entonces surge la novela, si sabes que mucha gente está involucrada; cuando se la entregue a mi mama, ella medio sabía que yo la estaba escribiendo, me la entregaron y fui a su casa y se la di, fue de ¡¡ups!!, a ver que va a sentir, porque hablo de cosas de ella y de mi papa; es una historia fuerte que va a atrapar a los lectores porque finalmente es una historia de amor, traición, de erotismo, de pasiones, de amores que no tienen remedio, de este amor incondicional lleno de condiciones. La gente que ha leído la historia, me ha dicho que se identifican en muchos niveles porque no haya sucedido esto de un secuestro en la familia y demás, si habla de todas las pasiones humanas. Entonces de uno modo o de otro te vas a identificar con ella, y además de un modo u otro, te va a generar un cambio, si siento que después de leer esta novela, espero no vayas a ser el mismo, así como no somos los mismos los que vivimos de esta tormenta y al salir de ella, vimos que éramos distintos”, destacó.

LO QUE SIGUE

“Estoy escribiendo una segunda novela, completamente distinta, esta es una novela de ficción, que de autoficcion; los escritores somos cazadores de historias, y vamos por el mundo escuchando otras historias porque estamos absorbiendo, entonces esta novela es una historia inspirada en muchas historias que he escuchado, he leído, que he vivido y a ver qué pasa y la estoy empezando”, finalizó.

El libro lo puedes conseguir en todas las plataformas digitales y de manera física en todas las librerías.

ESCRIBE UN COMENTARIO