La Biblioteca Antonio Torres Gómez es uno de los recintos culturales más importantes no solo de la calle Madero, donde está ubicada, sino de toda la ciudad de León. Este mes está de plácemes, pues cumple 25 años de existencia.

La biblioteca lleva el nombre de “Antonio Torres Gómez”, quien fue un destacado académico y exrector de la Universidad de Guanajuato, quien sentó las bases del prestigio académico de dicha institución. Actualmente, quien dirige la biblioteca es Gretel Ontiveros Aréchiga, cargo que obtuvo en julio del año pasado.

Hace un cuarto de siglo nació la biblioteca, concretamente el 6 de junio del año 1996, para bien no solo del recinto sino de los usuarios. Originalmente inició con 4 mil libros y actualmente tienen más de 36 mil, gracias a las donaciones de la gente, y ha ido ampliando su acervo en cuestión de temas. Siempre ha tenido un enfoque humanístico, pero hay de todas las disciplinas del conocimiento humano.

Ha sido un crecimiento bastante grande”, dice Ontiveros con orgullo

El recinto empezó como parte de la iniciativa privada, como parte de la visión de Roberto Plascencia Saldaña (Q.E.P.D.) quien estaba consciente que para mejorar la sociedad, la cultura y la lectura con imprescindibles. La finca se rescató y se convirtió en lo que es ahora, con la ayuda de personas y asesores interesados en la cultura. Uno de ellos es el académico y promotor cultural Carlos Flores Montúfar, quien usualmente ofrece conferencias.

Hoy en día es un espacio muy grato”, dice la directora. “El año pasado nos mantuvimos por la voluntad del patronato, las personas que están a cargo. Nos dedicamos a dar mantenimiento a los libros, y trabajamos internamente. Ahora ya abrimos al público, aunque de momento sin eventos ni talleres”.

De acuerdo con la directora, la literatura de corte recreativo es uno de los libros más solicitados, así como los textos de consulta para estudiantes.

Por cuestión de espacios, la biblioteca suele hacer una oferta de libros, que posiblemente empiece a finales de esta semana. Los ejemplares se ponen a la venta del público, cualquier ejemplar en 25 pesos.

ESCRIBE UN COMENTARIO