Los tres niños purisimenses que desgraciadamente sufrieron quemaduras de tercer grado en el incendio de la Colonia Manantiales, los cuales estaban hospitalizados en Salamanca., Guanajuato fueron llevados a otro hospital de la CDMX.
Así lo informaron a este medio informativo familiares de los pequeños, Ángel y Eduardo Valdivia de 4 y 9 años respectivamente y Erick Alexander Pérez Ramírez de 3 años 9 meses a quien le apodan el “Camaroncito”.
“Ya se los llevaron a México, se los llevarían desde el fin de semana porque les vieron algo de mejoría, pero se les complico y mejor los regresaron”, dijo una de sus familiares.
RECAÍDA
El “Camaroncito”, fue quien presento mayor recuperación, pero durante las últimas horas volvió a recaer, los doctores esperaron a que se estabilizara para que fueran llevados junto a los hermanos Valdivia a la Ciudad de México, donde recibirían atención más especializada.
Aunque los doctores de Salamanca impidieron la entrada a otros familiares que no fueran los papás, a través de llamadas telefónicas se les informo que ya fueron trasladados a México, el hospital donde se trasladaría a los niños aún no se da a conocer.
El pasado viernes en el seno de la familia Valdivia, se corría el rumor que los niños serían llevados a Houston, pero era peligroso por el estado de salud que presentaban los menores y las horas del vuelo.
Por ese motivo se buscó mayor recuperación en un hospital especializado en quemaduras, donde se pretende subir el nivel respiratorio de los niños, ya que el humo que aspiraron evita que sus pulmones funcionen adecuadamente.
Existe la posibilidad que también sean llevados a Estados Unidos, pero se deberá mejorar primero el nivel respiratorio, para que puedan soportar el viaje.
ESPERANZA
Lo más difícil para la familia Valdivia apenas comienza, ya que en versiones de ellos mismos “Esto va para largo, los doctores dijeron que podrían ser meses o incluso años de recuperación”, pero a través de la ayuda de cientos de personas no pierden la esperanza de verlos recuperados.
Que Ángel, Eduardo y el niño apodado el “Camaroncito” se repongan de este lamentable accidente.

También te puede interesar:  PIDEN USAR LÍNEA TELEFÓNICA

ESCRIBE UN COMENTARIO