El tradicional tianguis del Carro Verde hace esfuerzos por recuperar a todos sus clientes, aumentar las ventas y reactivar la economía, con descuentos, promociones y en breve la entrega de un litro de leche gratuita para las familias que compren productos básicos.

Las ventas se encuentran al 30 por ciento, tras el Día de las Madres, pero los tianguistas no se desesperan y buscan reactivar sus ventas con ofertas en ropa, calzado, enseres domésticos, artículos para el hogar alimentos para llevar, frutas, abarrotes, entre muchas otras mercancías.

El tianguis del Carro Verde forma parte de la Unión de Comerciantes Tianguistas (UCT), sigue los protocolos sanitarios para prevenir riesgos de contagios, como uso de cubrebocas, alcohol en gel, sana distancia entre los lugares, los puestos, los tianguistas, los clientes y tapetes desinfectantes.

El secretario general Luis López señaló que los tianguistas cuentan con todo el apoyo del presidente de la UCT, Juan Gutiérrez González, para que en unos días más se ponga en marcha el apoyo de un litro de leche a quienes realicen compras en el tianguis Carro Verde, al menos se pretende repartir unos 200 litros de leche.

Luis López indicó que están caídas las ventas, sin embargo, los comerciantes no se desaniman y siguen trabajando cada miércoles para ofrecer las mejores ofertas, hacen promociones, incluso dan oportunidades de pago a sus clientes antiguos que viven cerca con quienes tienen confianza mutua, porque el tianguis Carro Verde es de gran tradición para las familias no solo de colonias cercanas, sino de las diferentes zonas de la ciudad.

Los comerciantes cuidan su área de trabajo, se cuidan ellos mismos con las medidas sanitarias y ayudan a que se cuiden sus clientes, que usen cubrebocas, se laven las manos, usen alcohol en gel, mantengan la sana distancia, los atienden bien, les da buen trato, porque de ello depende de que retornen al tianguis a hacer sus compras cada miércoles, resaltó.

En el tianguis Carro Verde se instalan entre 250 a 300 comerciantes en promedio, llueva, truene o relampaguee siempre están ahí afuera del tradicional mercado Carro Verde, entre las calles Emiliano Zapata, Independencia y bulevar Mariano Escobedo.

ESCRIBE UN COMENTARIO