A partir de hoy, el área metropolitana y conurbada de Monterrey tendrá sólo seis horas de agua potable al día:

– El horario de suministro será de las 4:00 a las 10:00 horas.
– La restricción aplicará los siete días de la semana.
– La medida será en toda la Ciudad, eliminando el recorte por zonas de los últimos meses.
– La duración sería hasta agosto, pero el plan podría ser ajustado si hay lluvias.

La medida fue anunciada por Agua y Drenaje (AyD) tras lograr ayer un consenso con los Alcaldes, que únicamente demandaron al organismo estatal cumplir con las pocas horas de servicio.

«Es una decisión ciertamente complicada para la población, pero es un esquema que da certeza», dijo Juan Ignacio Barragán, director de la paraestatal.

De acuerdo con la presentación de AyD a los Alcaldes, a la que EL NORTE tuvo acceso, se trata de la medida más drástica de tres escenarios que se discutieron en privado durante más de 90 minutos.

El abasto de seis horas al día en toda la Ciudad fue presentado por AyD a los Alcalde como el primer escenario, donde se estima un consumo promedio de 4 mil 165 litros por segundo.

En la segunda alternativa se contemplaban nueve horas de abastecimiento, de las 5:00 a las 14:00 horas, que generaría un consumo 5 mil 553 litros por segundo.

La tercera opción consistía en continuar los cortes de un día a la semana, como ocurre desde marzo, pero añadiendo otra zona en la que sólo habría suministro de las 4:00 a las 10:00 horas, y el resto de la Ciudad contaría con líquido de las 4:00 a las 16:00 horas.
Con este último esquema, el consumo estimado sería de 7 mil 140 litros por segundo.

Todos los escenarios están muy por debajo de la meta de 12 mil 200 litros por segundo que AyD estableció para este periodo de crisis de abastecimiento en las presas Cerro Prieto y La Boca, que están en su nivel mínimo histórico.

«Se decidió ir por un escenario conservador que nos permita que en la medida que la situación vaya mejorando, mejorar también el programa, pero no volver a hacerlo más estricto», dijo Barragán.

El funcionario sostuvo que la situación ya es crítica no sólo por la escasez de agua en las presas, sino también en los mantos acuíferos de donde se extrae agua a través de pozos.

«Sabíamos que las presas iban a perder su capacidad de abastecimiento, pero los acuíferos no», lamentó.

Es muy extrema, critican vecinos
Luego de anunciarse ayer que toda el área metropolitana de Monterrey tendrá sólo seis horas de suministro de agua a partir de hoy, vecinos cuestionaron la medida y el horario elegido para el servicio.

«Yo siento que es muy extrema la medida que están tomando», señaló Roberto, de la Colonia Pedregal La Silla Tercer Sector.

Aunque diversos vecinos coincidieron en que es necesario ahorrar el agua, también señalaron que un servicio limitado de las 4:00 a las 10:00 horas no les facilitará el recolectar el líquido e impactará en su rutina de trabajo y vida.

Otros destacaron que esperan que en verdad se suministre el agua en el horario anunciado, ya que con el pasado programa de «Agua para Todos» les cortaban el servicio sin respetar el calendario.

«A nosotros nos tocaba cortes los viernes, pero realmente no teníamos agua en otros días», señaló Ricardo, vecino de la Colonia Praderas de Santo Domingo, en San Nicolás.

Es un clavo más, afirman negocios
Al señalar que apenas están tratando de recuperarse de los cierres y las restricciones por la pandemia de Covid-19, empresarios, en especial del ramo restaurantero, advirtieron ayer del fuerte impacto económico de limitar el suministro de agua a sólo seis horas diarias.

«Esto (viene) después de sobrevivir dos años críticos para esta industria», dijo David A. Musi, restaurantero del Barrio Antiguo.

«Es un clavo más al ataúd para negocios que apenas están viendo la luz».

Musi agregó muchos restaurantes no cuentan con cisternas o tinacos, por lo que al cortarse el agua no habrá para cocinar, lavar utensilios y el uso de sanitarios.

Daniel García, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Nuevo León, pidió al Estado ser considerado un ramo estratégico para acceder siempre al líquido.

«Está muy complicado. No sé ni cómo le vamos a hacer. Sin el agua no trabajamos», afirmó.

ESCRIBE UN COMENTARIO