Para algunos habitantes de las colonias ubicadas en la parte sur de León, cada temporada de lluvias les genera miedo e incertidumbre a ser víctimas de una inundación.

Con cualquier  precipitación fuerte de más de 4 horas, las calles de algunos fraccionamientos como Parques del Sur o Jesús de Nazaret terminan inundadas, y a veces, el agua llega a meterse hasta las viviendas.

Por ello, los habitantes de Parques del Sur como Mariana Estrada, lo menos que pueden hacer para protegerse de esta situación es colocar costales con arena afuera de sus puertas o portones para que, en caso de que el nivel del agua supere la banqueta, no entre directamente en sus casas.

Ella trabaja en una tienda de abarrotes y hace 1año se le echaron a perder varios de sus refrigeradores y en sus 18 años viviendo en ese lugar, la inundación más fuerte que han tenido: el agua les llegaba hasta las rodillas.

Por eso, lo menos que los habitantes pueden hacer es prevenirse con costales; o hay algunos incluso que pusieron una pequeña barda de unos 40 centímetros frente a sus puertas.

Habitantes de un tramo de la calle Última Cena de la colonia Jesús de Nazaret, señalaron la importancia de que lo que falta de pavimentar en su calle sea tapado en concreto o chapopote lo antes posible, debido a que cada temporada de lluvia el transitar se hace más pesado por ahí y cuando se inundan, no sólo entra agua a sus viviendas, sino también lodo.

La avenida Crucifixión es un auténtico canal de agua cuando llueve, y la mayoría de las colonias que colindan con ésta se vuelven vulnerables según sus habitantes.

También te puede interesar:  Marchan a favor de la vida

ESCRIBE UN COMENTARIO