Se acerca el verdadero fin de la Feria de León, y pese a que se aumentaron más días, para “los gritones” unos de los comerciantes más representativos del evento de enero, recuperar las ganancias ha sido un verdadero reto.

Antes de la pandemia, la zona de “Los Gritones” estaba llena de compra, ventas, alegría, algarabía y vida.

Las fechas de la Feria solían alargarse para que hubiera todavía más ofertas, y tanto los leoneses que se abastecían de cubiertos o cobijas, como los vendedores, terminaban contentos… después, con la llegada del coronavirus y el aumento de casos, la situación no pintó para bien.

Hoy en día ha sido muy difícil para ellos salir adelante, y obtener las ganancias de antaño.

Genoveva Perera es una de las muchas comerciantes de cubiertos, platos, vasos y tazas. En su opinión, las ventas no han sido del todo óptimas durante el transcurso de la feria que está por terminar: “A algunos, definitivamente, les ha ido muy mal.

Durante la Feria de verano decidimos no trabajar, ahora tenemos expectativas y tenemos la esperanza de que las cosas mejoren en estos últimos días, empezó muy mal… Nosotros venimos de Naucalpan, Estado de México, y después vamos a tomarnos un descanso”, dice la comerciante que tiene décadas asistiendo al evento.

Agustín González, oriundo de Dolores Hidalgo y vendedor de cerámica, señala:

“Ha habido muy poca venta. Es por pandemia. Tenemos que aprender a reactivar la economía, pues pasamos mucho tiempo sin trabajar. Varios fabricantes de aquí son familias, y dependen de los productos… durante la feria de verano no nos fue como esperábamos”, señaló.

Los vendedores de cobijas, como José Luis y Aurelio, tienen opiniones similares. Trabajando en ferias durante décadas enteras, no han vendido lo que en otros años, como en 2019, cuando la gente no se esperaba el asunto del coronavirus.

En lo que todos los comerciantes “gritones” coinciden, es en que invitan a la ciudadanía, y a los visitantes en general, a darse una vuelta por su zona y a conocer sus productos.

ESCRIBE UN COMENTARIO