Los Esmeraldas del León se encuentran en los últimos lugares de las posiciones del Apertura 2022 de la Liga MX, por lo que este domingo están obligados a ganarle a los Rojinegros del Atlas o de lo contrario se agudizará la crisis y podrían hundirse aún más.

La Fiera de Renato Paiva lleva 9 puntos y es antepenúltimo lugar de la tabla, pero hoy juegan Cruz Azul y Querétaro y según el resultado, podrían descender al penúltimo escalón, pues lo primeros llevan 8 y los segundos 7 puntos.

Es por eso que el día de mañana, los Verdes tendrán que ganar sí o sí al bicampeón Atlas si es que no quieren ver aún más comprometida una eventual calificación, al menos vía repechaje.

Haciendo un breve recuento de lo que se va hasta ahora del Apertura 2022, hay varios factores que tienen al equipo entre los últimos de la tabla.

Primero, las constantes fallas y desatenciones de sus defensores que tienen al equipo como el segundo peor del certamen con 19 goles aceptados (y eso, porque el Cruz Azul recibió 7 hace una semana contra el América).

También la pobre productividad ofensiva, pues solo llevan 11 goles y los Verdes están entre las peores ofensivas; y, de no ser por los 3 que le metieron al América, tan solo llevarían dos tantos en los últimos cinco cotejos.

Asimismo, las constantes tarjetas rojas han sido otro factor, pues Osvaldo Rodríguez, Stiven Barreiro, Fidel Ambriz, Iván Rodríguez y apenas el fin de semana el francés Julien Célestine, han sido expulsados.

Y la seguidilla de malos resultados han golpeado anímicamente al equipo, pues los jugadores han perdido la confianza y el volumen de juego ofensivo ha venido a menos.

Por lo pronto, el León se reportó prácticamente listo para encarar este duelo en el que, a pesar de todo, tiene plena confianza en que los Rojinegros servirán como trampolín para salir del bache.

ESCRIBE UN COMENTARIO