Guanajuato, Gto.

El puente ubicado en el barrio de Pastita, el cual sirve de paso a miles de personas y vehículos todos los días, presenta un deterioro y desgaste que ha ocasionado que los vecinos perciban riesgos, debido a su mal estado.

Con cientos de años de antigüedad, este puente lo mismo permite el paso de personas y vehículos con destino a colonias como Cerro de los Leones, Cerro del Cuarto, y algunos otros ubicados sobre la carretera panorámica, que a quienes viven en zonas rurales como Peñafiel, Monte de San Nicolás y otras de la zona.

Construido a base de cantera de colores verde y rosado, además de algunos tramos con tabique, la construcción comienza a ceder al paso del tiempo y de otros elementos naturales que lo han desgastado y deteriorado.

Sus muros han sido invadidos por maleza y otras plantas que lo han afectado, además de que, al ser el paso obligado para decenas de vehículos pesados, como el transporte urbano, el desgaste poco a poco lo ha colocado en una situación endeble.

Los vecinos de la zona, como quienes residen en Pastita, Mogote, el Fraile, Privada de los Frailes, temen que el mal estado del puente les cauce riesgos que hasta ahora no han sido atendidos por las autoridades, pues las grietas que se han formado podrían ocasionar deslaves.

Este puente ya tiene muchos años y se está desgastando. El temor de la gente es que por el estado que tiene pueda caerse”, dijo Mayela López, una habitante de Pastita.

Los vecinos hicieron un llamado a la dirección municipal de Protección Civil (PC) para revisar el estado que guarda el inmueble, y de esa forma descartar riesgos para miles de personas, en especial los menores de edad que acuden a escuelas del nivel básico, situadas en las cercanías.

Uno de los residentes hizo notar cómo los arcos del puente presentan grietas y cuarteaduras que acrecientan sus temores, además de que las piezas de cantera presentan un desgaste avanzado.

Hay unas grietas en la parte de los arcos y lo mismo se ve dañada la cantera que los tabiques que le dan forma, y bueno, por ahora no hay problemas, pero hay temor que cuando lleguen las lluvias vaya a pasar algo”, afirmó David Alejandro Salazar, un residente del Cerro del Cuarto.

En la zona se ubican decenas de comercios, escuelas, casas habitación y las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), donde de lunes a viernes laboran cientos de personas.

A unos metros del puente también se ubica el río Pastita, el cual a decir de los vecinos, ha generado parte de la humedad que afecta los muros y los arcos que dan forma a este puente, el cual tiene muchos años sin recibir labor de mantenimiento.

ESCRIBE UN COMENTARIO

También te puede interesar:  ESPERAN SEMANA SANTA SIN GENTE Y TEMPLOS CERRADOS