Una viajera asesinada, 2 civiles más heridos por ataques a autobuses; un policía asesinado y 4 agentes más heridos; sumado más daños, aún incalculables, han dejado cuatro días de ataques a ciudadanos en transportes, a autoridades, quemas de vehículos y bloqueos incendiarios en la región Laja Bajío, en Guanajuato.

Los hechos violentos de este viernes, en al menos 6 municipios de la región Laja-Bajío, han dejado saldo trágico de una pasajera de autobús foráneo asesinada a bordo de un transporte atacado a balazos en la autopista Celaya-Querétaro.
La policía de Querétaro confirmó el deceso y la versión del ataque, tras de que el chofer llegara a aquella entidad en busca de ayuda.

También fue reportado un policía asesinado y 2 más heridos en Rincón de Tamayo, municipio de Celaya, confirmó la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Celaya (SSCC).
En el mismo municipio un chofer de autobús urbano fue herido a balazos por no entregar su vehículo a delincuentes y en la carretera Salvatierra-Yuriria; también fue reportada una pasajera de autobús foráneo herida de bala en otro ataque.

Las quemas de vehículos fueron consumadas en Celaya, Juventino Rosas, Comonfort, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande y Cortazar.
El pasado miércoles 9 de noviembre los ataques incendiarios y ataques a autoridades dejaron un policía herido y una patrulla de seguridad pública dañada a balazos en Celaya.
Las quemas de vehículos y ataque afectaron a 6 municipios.

Pero al hilo se suma incluso el ataque a un policía municipal de Tarimoro, cometido la noche del martes 8 de noviembre.
Hasta ahora, las autoridades estatales solo hablan de que se trata de reacciones de criminales a operativos militares, que buscan a cabecillas criminales y señalaron que este viernes hay algunos detenidos como posibles implicados en esa violencia.

ESCRIBE UN COMENTARIO