Helen Anaya, presidente de la Cámara de la Industria Restaurantera, comentó que a pesar de que el estado mantiene el semáforo amarillo, los restauranteros de León han decidido autoretroceder en el semáforo para apoyar el no cierre de los establecimientos.

La empresaria restaurantera explicó que de un 50% de aforo que tienen permitido en semáforo amarillo, ahora sólo reciben el 30% de clientes desde esta semana como si estuvieran en semáforo naranja.

Javier Quiroga, líder de los cantineros, coincidió con Anaya y esperan que el estado pase a semáforo naranja en cualquier momento, pues los contagios en la entidad no ceden.

El sector turismo empresarial prevé que la autoridad en cualquier momento tome acciones similares a las que están tomando los gobiernos de Chihuahua, Nuevo León, Durango y Jalisco, quienes impusieron toque de queda, algunos a las 7, otros a las 9 de la noche, pero al caer la noche esta medida afectará a las ventas de los restauranteros de dichos estados.

Daniel Díaz, secretario de Salud, ha mencionado en las últimas dos ruedas de prensa que el estado no cerrará los negocios, pero en cualquier momento puede reducir el aforo en restaurantes, bares, cantinas, gimnasios, espacios públicos, y una segunda acción podría ser la reducción de horarios en caso de llegar a saturarse los hospitales de enfermos por encima del 40% y registrar nuevamente cerca de 50 fallecimientos diarios.

MANO DURA CONTRA ASINTOMÁTICOS

Helen Anaya se sumó a la exigencia del presidente de la Concamin Ismael Plascencia, quien solicitó mano dura de parte del gobierno municipal y estatal para controlar el uso del transporte público con cubrebocas, pues son pocas las personas que lo usan, lo mismo que en el Centro Histórico, plazas y tianguis.

En Querétaro se están reportando hospitales con una ocupación superior al 70%, en Aguascalientes también se registran repuntes de contagios superiores a los que se registraron en junio y julio. En Guanajuato no se están tomando acciones.

Los empresarios leoneses no quieren que la autoridad estatal los obligue a cerrar, pero es un hecho que en una o dos semanas esperan la reducción de horarios y de aforo en sus establecimientos, medida que también es negativa para el empleo y el consumo.

EL BUEN FIN DE AMLO

El presidente de México declaró que el gobierno federal estima ventas del Buen Fin superiores a las que hubo en el 2019 que oscilaron los 118 mil millones de pesos.

Según los datos del gobierno federal, las tiendas departamentales han presentado ventas superiores al 7% en el lapso de enero a octubre de este año con respecto al 2019.

Sin embargo, los empresarios locales ven difícil que se pueda dar un consumo superior al del año pasado como pronostica AMLO, pues la mayoría de los mexicanos no están trabajando de tiempo completo, no reciben la misma nómina, los empresarios no tienen para adelantar aguinaldos y la confianza del consumidor está basada a comprar lo indispensable, declaró Julieta García, vicepresidente de Canaco León.

WERA ASINTOMÁTICA

La senadora panista Alejandra Reynoso se convirtió en otra víctima de la discusión que se realizó en el Senado para debatir la desaparición de los Fideicomisos Públicos que ordenó AMLO a sus legisladores. La política leonesa se contagio de coronavirus y se reporta asintomática.

ESCRIBE UN COMENTARIO