La Secretaría de Educación de Guanajuato invita a la población a “Échale Ojo y Corazón a la Escuela”, con este llamado la comunidad educativa, sociedad civil, y autoridades locales se suman esfuerzos para disminuir los actos de vandalismo y robos en los centros educativos.

La SEG se coordina con autoridades municipales, educativas y padres de familia, con el fin de reforzar las medidas preventivas para evitar riesgos de daños o acciones que afecten al servicio educativo.

Previo a que los jóvenes retornaran a clases en agosto, y luego de 17 meses de pandemia y de clases en casa virtuales, la SEG contabilizó 746 planteles vandalizados, de los cuales, más de 300 fueron ubicados en León.

En este municipio se destacan las estrategias en coordinación con autoridades locales, padres y madres de familia y personal educativo a efecto de determinar y socializar los distritos en los que se ha organizado la ciudad y con la ubicación de los centros escolares conocer quiénes serán las autoridades escolares y los elementos de seguridad responsables, a fin de que en caso de presentarse robo, siniestro o daño se atienda de manera inmediata.

Por su parte, Santiago Magdaleno, supervisor de la zona escolar 547 del Sector 3 de escuelas primarias, en el municipio de Irapuato, dijo que la escuela es una responsabilidad de todos y por ello directivos, docentes, alumnos, padres, madres de familia, con el apoyo de las autoridades de seguridad municipal, trabajan para mantener las instituciones educativas en buenas condiciones.

Dijo que cualquier ilícito que se registre en las escuelas va en detrimento del patrimonio escolar, por lo que se requiere de la participación de todos para que no se afecte al servicio educativo.
Entre las recomendaciones a la comunidad, destacan denunciar cualquier acto sospechoso a los números de emergencia 066, 089 y 911, realizar rondines al exterior de los planteles y resguardar el equipo de trabajo y material educativo.

Asimismo, en la comunidad de Peña Rodada, del municipio de Doctor Mora, los padres de familia organizan rondines diariamente en el Jardín de Niños “Benito Juárez”; hay otro grupo de papás que manejan el WhatsApp, por el cual se comunican para saber las condiciones en que se encuentra la escuela y reportar la presencia de personas o vehículos sospechosos cerca de la misma.

María de los Ángeles Soto Martínez, presidenta del Comité de Padres de Familia de la escuela primaria “Niños Héroes” del municipio de Irapuato, señaló que el involucramiento de los padres de familia en la escuela está asociado a una mayor empatía que se ha dado a través de lo vivido en la pandemia del Covid-19, lo que permite tener un mayor acercamiento con directivos y docentes.

Al norte del estado, en la comunidad “La Escondidita” del municipio de San Luis de la Paz, se activaron brigadas de limpieza, rondines, aseo general y vigilancia en la primaria rural “Benito Juárez”. Los trabajos iniciaron a partir de la suspensión de clases presenciales, debido a la contingencia sanitaria. Por ello, se crearon grupos de tres personas para realizar brigadas de vigilancia y limpieza, con atención a las medidas de prevención de contagios. Asimismo, se equipó a la escuela con un sistema de videovigilancia que consta de cámaras instaladas en puntos estratégicos de la escuela, sistema de alarma, barandal perimetral con malla metálica y alambrado en la parte superior, dijo J. Refugio Martínez Terán, director del centro educativo.

En el Jardín de Niños “Juan Escutia”, del municipio de Cortázar, se realizan reuniones con Comités de Padres de Familia para establecer guardias y rondines en la escuela.
Durante este periodo vacacional, la SEG coordina acciones con seguridad pública de los municipios para reforzar recorridos de vigilancia durante el periodo vacacional del 23 de diciembre al 10 de enero.

ESCRIBE UN COMENTARIO