A pesar de que se anunció que el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, desaparece los fideicomisos que otorgan becas y apoyos a los atletas de alto rendimiento de Guanajuato y becas de los investigadores y científicos del estado, nada se supo al respecto de las afectaciones a estos grupos.

Ni políticos, ni burócratas del deporte y tampoco de los centros de investigación, saben explicar el tamaño de la afectación a los deportistas e investigadores guanajuatenses.

Ni siquiera ellos pueden dimensionar las becas canceladas, pues no se sabe cuantas becas llegaban de la federación a través de dichos fideicomisos, o si el recurso que cancela AMLO se utilizaba para gastos fijos y nóminas de los burócratas. Sólo ellos saben.

En Guanajuato al parecer el Ciatec es el más afectado con 78 millones de pesos que dejará de recibir, el CIO pierde 8 millones y el Cimat 5 millones. En todos los centros, hablar con sus directores es más complejo que dialogar con el gobernador y el mismo AMLO.

FALTAN LOS BOLEROS

Los boleros de León podrían regresar al primer cuadro de la ciudad este jueves primero de octubre, según las promesas de la dirección de comercio bajo las órdenes de Fabricio Ibarra.

Antonio de la Rosa, líder de los comerciantes del Centro Histórico, ha peleado desde hace cuatro meses que se les permita su retorno, sin embargo la autoridad les niega el acceso debido a que se tendrían que reactivar las bancas y son un foco de contagio.

Y es que la población no respeta las vallas e invadió las bancas durante semáforo rojo y naranja. Ahora que el estado analiza la posibilidad de pasar a semáforo amarillo, el municipio supuestamente dará permiso a los boleros de que vuelvan a trabajar luego de seis meses sin empleo. Veremos.

Por lo pronto, desde hace una semana ya se observan a algunos puestos de revistas, vendedores de lotería y globeros que están de regreso y trabajando en los portales, no así sobre el Jardín Principal.

Antonio de la Rosa lamentó que desde julio, pocos boleros comparten algunas sillas que fueron colocadas sobre calles aledañas al centro para sacar algo de dinero para su familia, pero con dos días de trabajo a la semana es incongruente pensar que puedan ganar recursos.

NO HABRÁ FERIA

Bajo la perspectiva del diputado panista Miguel Salím, la Feria de León se debe de realizar con semáforo verde, pues no puede abrirse con el 30% de su capacidad, ya que las autoridades municipales no cuentan con la capacidad de controlar a miles de visitantes.

Y es que luce complicado que los domingos de feria, cuando entran 500 mil visitantes, las autoridades puedan controlar un máximo de 150 mil personas de 9 de la mañana, a 2 de la mañana del día siguiente. Sin gallos sería una kermesota, digna de un pueblote.

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo por lo pronto supervisó las obras de la Feria, acompañado por el director del patronato Juan Carlos Muñoz, en donde pronostican que todo saldrá a pedir de boca y el nuevo fast food de 230 millones de pesos estará listo antes de la navidad.

ESCRIBE UN COMENTARIO