En menos de tres horas y media se agotaron las 3 mil 500 vacunas que la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG) aplicó a igual cantidad de niños de 5 a 11 años contra el nuevo coronavirus, en esta ciudad.

Miles de madres y padres de familia llegaron junto con sus pequeños desde temprana hora a las sedes que se abrieron en la Secretaría del Bienestar y el Centro de Iniciación Deportiva de la ex Estación, que abrieron sus puertas a las 8:00 de la mañana.

Luego de formarse en las largas filas y esperar por más de una hora, los padres y madres de familia se enteraron que en cada sede solo había disponibles 1 mil 750 dosis de la vacuna de Pfizer.

Las filas superaban con mucho a las vacunas disponibles, debido a que conforme la mañana fue avanzado, también fue avanzando la cantidad de niños y niñas que esperaban ser vacunados contra la más grave enfermedad que ha afectado a los guanajuatenses en los últimos 100 años.

Las dos sedes abiertas en esta ciudad y la cantidad de biológicos resultaron totalmente insuficientes para atender a los miles de niños que de la mano de sus mamás y papás fueron llevados para ser inmunizados.

En las largas filas destacaban las pequeñas figuras de los niños y niñas que con valentía y mucha curiosidad esperaban su turno para ser vacunados, algunos la recibieron sin alterarse de forma alguna, mientras otros lloraban o lanzaban un gemido de dolor al recibir la perforación con la aguja que llevaba el antídoto.

Sus madres y padres los acompañaban en todo momento y eso hacía más fuertes a los pequeños que demostraron unas ganas enormes por vencer a este enemigo invisible que les ha venido a cambiar la vida a todos ellos.

“Que tiene que me duela Papi, pero yo no quiero al coronavirus, ya que se valla y nos deje poder jugar a mí y mis amigos”, dijo Natalia, una pequeña de 7 años que sentada en el regazo de su padre esperaba su turno.

Mientras las filas crecían y el personal de la Secretaría del Bienestar del Gobierno Federal repartía las fichas, al mismo tiempo que hacía saber a las personas que solo habían disponibles 1 mil 750 vacunas, la gente seguía llegando.

Algunas madres de familia que llegaron poco después de las 10:00 de la mañana fueron avisadas sobre la cantidad de vacunas y que ya no había fichas para poder inocular a sus pequeños.

Fueron miles de hombres y mujeres que con sus niños de 5 a 11 años de edad llegaron hasta ambas sedes, ya fuera desde los callejones, barrios y colonias, o también de las poblaciones rurales.

La SSG informó que el Gobierno Federal solo envío 3 mil 500 vacunas para esta segunda fecha de aplicación de la vacuna contra el Covid-19 para el citado rango de edad, por lo que esperan se confirmen fechas posteriores para aplicar las miles que quedaron pendientes.

ESCRIBE UN COMENTARIO