Envuelta en carisma, talento y con más de 18 años de trayectoria artística, Rosy se ha situado como la nueva embajadora de la música regional mexicana.

Actualmente, presenta su más reciente producción discográfica ‘Mi nombre es México’. En entrevista con El Heraldo de León, Rosy nos habla sobre los retos de defender la música tradicional mexicana y los frutos que ha traído su trabajo duro.

 

Un trabajo intenso

“No ha sido sencillo, toda la vida defendiendo la música mexicana, me encanta el folclor y nuestra tradición, que es esa raíz que nos mantiene fuertes a los mexicanos a pesar de los pesares; entonces los artistas nos debemos comprometer con seguirla difundiendo aunque a veces el camino no sea simple”.

 

Desde sus inicios

“En mi familia no hay ningún cantante, yo soy hija de una mujer común… de pronto el que todo lo puede dijo: pues aquí, y pues me encomendó el don.

“Empecé a los 8 años, después entré a la Casa de la Música Mexicana, que es parte de la Escuela de Iniciación Artística, saliendo de ahí ya empezaba a dedicarme en los recitales  escolares, toda la vida lo hacía donde había oportunidad.

“Mi primera presentación profesional fue de los 14 para los 15 años, se llamaba Teatro Blanquita en CDMX, y ahí viví los últimos momentos de la escuela junto con el maestro Martín Urieta y Alberto Ángel Cuervo, ahí fue donde comencé de manera profesional”.

Su familia la apoyó

“Mi vida en esa parte fue bastante sencilla, yo soy hija de mamá soltera, entonces siempre en un matriarcado las mujeres tenemos la mente mucho más libre, hay pocas ataduras y creo que las mujeres somos muy especiales y arropamos a nuestros hijos.

“Cuando yo iba a mis clases de canto, de pintura, de danza, siempre iban mis hermanas y mi abuela, entonces nunca hubo un ‘no se puede’; al contrario, ese es el mensaje que trato de dar ‘no hay algo en la vida que tú no puedas hacer’, si tú lo trabajas. Es posible que tú creas que no lograste esas metas, pero en el ir y venir vas ganando muchas más cosas y vas ganando aprendizaje,  vas creciendo y ahí ya estás logrando metas inherentes a la meta principal”.

También te puede interesar:  TRES RECOMENDACIONES LITERARIAS

Está de moda la música típica

“Yo creo que este es el momento que todos los intérpretes de la música mexicana deseamos, están regresando a la raíz, estamos regresando a ese origen; y creo que es la forma en la que el país va a poder encontrar estabilidad;  si no miramos nuestra raíz jamás vamos a poder mirar hacia un futuro y caminar como país en la cultura y la música”.

¿Qué ofrece su último disco?

“Este disco es un paneo, un viaje imaginario de norte a sur, con esencia de mariachi, pero con otros instrumentos de toda la república. Vas a encontrarte con la marimba, acordeones, tubas, jaranas y quijadas de burro.

“Éste es mi quinto disco, y éste es en el que aporto un estilo y sello personal, este disco ha abierto muchas puertas, entre ellas el estar próximamente en el lunario y presentarme por ejemplo en la feria con colaboraciones con personalidades como Armando Manzanero y Pancho Céspedes”.

Va por otro disco

Adelantó que el próximo disco ahora va hacia la trova yucateca, el bolero, el danzón, la música de la huasteca, y se realizará de la mano en producción con Armando Manzanero.

Sus sueños

“Yo deseo profundamente seguir con esta difusión de la música mexicana y su cultura, quiero que  pueda mi barco por fin anclarse y decir ‘ésta es mi playa’, toda la riqueza que tenga y que venga de mi canto permee en mi gente y en toda la gente que ha creído y confiado en mí”.

Su mensaje a los leoneses

“Deseo que abracen su cultura y tengan en claro que su mayor súper poder es ser mexicanos y haber nacido en una tierra que como dice José Alfredo,  ‘La vida no vale nada’, y se puede lograr todo lo que uno se proponga porque somos mexicanos”.

ESCRIBE UN COMENTARIO