El presidente de la Cámara de la Industria restaurantera en León, Manuel Bribiesca, declaró que los empresarios del ramo no están de acuerdo con la penalización de enviar a la cárcel por un año a las personas que consuman dos copas de vino.

“Desde las cámaras empresariales hicimos una carta en la que estamos en total desacuerdo de la propuesta de Ley como la que se mandó a través del ayuntamiento de León, y tampoco se nos buscó para hacer un cabildeo con nosotros, no nos han buscado, nosotros los hemos buscado porque no queremos irnos en dos vías, queremos sumarnos a la vía del Ayuntamiento”.

Lo anterior comentó con respecto a la propuesta que el municipio lanzó para la reforma al Código Penal del Estado de Guanajuato, para sancionar hasta con un año de cárcel a las personas que conduzcan en estado de ebriedad o bajo el influjo de drogas o enervantes, misma que se aprobó en Sesión de Ayuntamiento y la iniciativa está siendo analizada en el Congreso del Estado de Guanajuato para su aprobación.

“Tengo cartas de Canaco y de todo el sector en donde nosotros expresamos tajantemente que ninguna cámara está a favor de la nueva Ley, mi antecesora Helen y Liz Vargas (Canaco), todos estamos en desacuerdo de esta iniciativa de Ley, no estamos en contra de que se castigue a quien toma y maneja, estamos a favor de crear una conciencia ciudadana, los empresarios no queremos que nuestros hijos manejen borrachos, queremos cuidar la integridad de las familias y trabajadores, y esto no es con una iniciativa de Ley, sino a través de generar conciencia”, dijo el empresario restaurantero.

Recordó que estuvieron los empresarios con Mario Bravo (titular SSPL) la semana pasada analizando temas de seguridad para los restauranteros, “pero como tal para suavizar la Ley no nos han buscado, lo he platicado con el sector de Bares y Cantinas, Hoteleros, realizadores de eventos sociales, y nos sentimos ofendidos, no tomados en cuenta, como una ley que se quiere mandar tan importante no va a través de nosotros, que opinamos que con dos copas, porque no es lo mismo que un joven de 18 se las tome a un adulto, los organismos son diferentes”.

“De alguna manera creo que debería de ser más flexible en esa parte, no en el porcentaje de alcohol en el cuerpo, sino del estado de ebriedad, son dos cosas diferentes, hay gente que aguanta más, que dos copas no le hace nada y hay gente que se pone hasta el gorro, no sé cómo se pueda medir esa situación en la que se encuentra el comensal”.

CON LEGISLADORES
Adelantó que ya empezaron a buscar a los legisladores, a todas las asociaciones y cámaras, para escuchar su sentir y que saber que piensan de la Ley, a la cual calificó de “es muy fuerte y sabemos que se necesita endurecer, es complicado porque la propone León y que la acepten todos los municipios, se vuelve una ley universal en el estado, creemos que sería muy complicado tener tantos Ministerios Públicos, y la diferencia entre el torito y la Ley como viene, hoy te obliga a quedarte 30 horas en prevención, y con la nueva Ley con dos copas estas en estado de ebriedad, te ponen a disposición del Ministerio Público y te dejan ir a tu casa, y después te tienen que seguir en proceso”.

“Para los que están borrachos es más practica esta ley que pasar 30 horas en la cárcel, es un beneficio para los que toman, hoy tienen miedo ir al torito, y ahora van a decir estoy borracho, llévenme al Ministerio Público pero ya dejen irme a mi casa y luego vemos el proceso judicial, esa parte es contradictoria, se va a volver más cómoda la nueva Ley”.
Negó que los empresarios del sector turismo (restaurantero, cantineros, bares y antros) dialogaran con los legisladores para que no la aprueben, sino que se encuentren puntos más razonables.

“Pues tomar dos copas es muy poco como para que te metan a la cárcel un año, el porcentaje de alcohol que están hablando es lo equivalente a dos copas, si te vas al partido de futbol, con tomarte dos cervezas, caray, si es parte del negocio”.

Negó que los empresarios tengan un conflicto de interés por vender alcohol a los comensales, “no tenemos conflicto de intereses, nuestro interés es totalmente genuino, nuestros negocios están hechos alrededor del consumo del alcohol, el equipo León su plan de negocios está armado por lo que le da una cervecería en patrocinio, el interés de los empresarios es directo y genuino, en que momento cabe que si uno pone una inversión y en el plan de negocio es la venta de alcohol”.

“Hemos platicado con prácticamente todos los diputados, y gente influyente en el Ayuntamiento, muchos tienen restaurantes, somos el generador más importante de empleos de la ciudad”.

Asimismo, dijo que dialogó con el publicista Carlos Alazraki quien aceptó sumarse a su campaña, lo mismo que el Club León con sus jugadores.

CONCIENTIZACIÓN
“No estamos en contra de endurecer, estamos a favor de la concientización ciudadana, de hacer una campaña profunda, ayer me reuní con Carlos Alazraki, es un ícono en el marketing, se suma probono, no nos va a cobrar, se suma a la campaña porque ama a León, le va al equipo León, estando con él le hablamos a Jesús Martínez, él se suma al proyecto, porque entendemos que pese a lo que hagan las autoridades como iniciativas de Ley, tenemos que hacer la sociedad una campaña de hacer conciencia”.

Concluyó que parte de lo que platicaron con la secretaria de Seguridad es para que les presten o concesionen alcoholímetros para que la gente sepa y la otra parte es que los meseros en el negocio formal, los capitanes y los gerentes, si ven a alguien tomado le digan que tome un taxi seguro y deje su auto.

“Queremos que el taxista no tenga antecedentes penales, que la gente se sienta segura y cómoda de subirse a un transporte público, porque también ha pasado que en estos taxis pasan cosas peores que las que queremos evitar”, puntualizó en entrevista radiofónica.

ESCRIBE UN COMENTARIO