Estados Unidos registró ayer su primer caso confirmado de la variante Ómicron en una persona en California que había estado en Sudáfrica, al tiempo que el Gobierno alista más restricciones para viajeros.

«Sabíamos que era sólo cuestión de tiempo antes de que se detectara», apuntó el principal experto en enfermedades infecciosas de la Casa Blanca, el doctor Anthony Fauci.

La persona infectada fue identificada como un viajero que había regresado de Sudáfrica el 22 de noviembre. Dio positivo el lunes y tenía síntomas leves, según las autoridades.

Además, estaba completamente vacunada, pero no había recibido un refuerzo.

La persona, de la que sólo se detalló que tiene entre 18 y 49 años, acordó permanecer en cuarentena, y todos sus contactos cercanos fueron contactados y dieron negativo.

La naturaleza leve de la infección de California «es un testimonio de la importancia de las vacunas», dijo el doctor Mark Ghaly, Secretario de Salud de la entidad.

Fauci y otros expertos médicos enfatizaron que los estadounidenses deben inmunizarse y recibir inyecciones de refuerzo.

Al menos otras 23 naciones han informado infecciones por Ómicron, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y los Gobiernos se han apresurado a imponer prohibiciones de viaje y otras restricciones con la esperanza de contener la variante.

Nigeria y Arabia Saudí también reportaron contagios por Ómicron ayer, lo que marca los primeros casos conocidos en África Occidental y la región del Golfo Pérsico.

Y Japón suspendió durante al menos un mes las nuevas reservas de vuelos de ingreso al país, desoyendo la recomendación de la OMS de no prohibir viajes por la emergencia.

En tanto, en línea con las declaraciones del Secretario de Salud de California, la agencia de salud mundial aseveró que las vacunas actuales antiCovid probablemente protegerán contra casos severos de la nueva variante.

El organismo dijo que espera más datos sobre la transmisión de Ómicron en unos días.

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió también que los bajos índices de vacunación antiCovid y de testeo provocan un «cóctel tóxico».

«Es una combinación ideal para la reproducción e incremento de variantes del coronavirus», alertó.

Ante la variante, autoridades cubanas señalaron que investigadores están diseñando una versión de sus vacunas de cosecha propia para prevenir Covid-19 y garantizar la protección.

El director del Instituto Finlay de Vacunas de Cuba, Vicente Vérez, aseguró que el fármaco cubano Soberana continuaría brindando «un cierto nivel de protección» contra Ómicron, aunque el alcance aún es incierto.

ESCRIBE UN COMENTARIO