Luego de una semana de haber iniciado el quinto paro técnico la tarde del domingo los empleados de General Motors  regresaron para retomar las actividades de forma normal.

Isabel Ramírez, una de las  trabajadoras de la planta de ensamble señaló que luego de una semana que duro el paro  técnico que se efectúo a causa de la  escases de semi conductores que es uno de los componentes que se utilizan  en el ensamble de las camiones,  la tarde del domingo anterior regresaron  todos los obreros de dicha área para retomar  la producción de unidades de forma normal.

Precisó que esperan que la situación que tiene la planta con los probadores de semiconductores es algo que les ha estado pegando a los obreros a causa de la pandemia, debido a que las empresas que se dedican a producir dichos semi conductores están teniendo problemas de producción  y de ello se deriva la escases de dichos componentes en la plante de General Motors que es una de las principales armadoras a nivel mundial.

Explicó que quienes tenían periodos de vacaciones pendientes, la semana que duro el quinto paro técnico les fue tomada a cuenta de vacaciones y los trabajadores entre ellos mujeres y hombres percibieron el cien por ciento de los salarios en tanto quienes no gozaban de dicha situación solamente recibieron el 60 por ciento que  equivale a un sueldo mínimo  diario que pagan otras empresas asentadas en el territorio del municipio.

Otro de los trabajadores señaló que hasta el momento el personal de Recursos Humanos de  General Motors no les ha notificado si durante el próximo mes de diciembre se va a realizar otro paro técnico debido a los festejos de la Navidad y de fin de año.

ESCRIBE UN COMENTARIO