A pesar que el semáforo de la pandemias e encuentra en luz roja, Fiscalización y Reglamentos del municipio permitió la reapertura de establecimientos con licencia de funcionamiento de cantinas o bares que a partir del miércoles regresaron al funcionamiento.

Durante un recorrido en algunos puntos de la ciudad se corroboró que desde la mañana del pasado miércoles dichos negocios reabrieron sus puertas, contando con las medidas básicas de prevención contra el covid.

Cabe recordar que desde el 25 de diciembre el Consejo Estatal de Salud había emitido medidas más estrictas para frenar los contagios de covid en la entidad, ordenando los cierres de este tipo de establecimiento durante dos semanas, así como el funcionamiento hasta las 8:00 de la noche para los negocios de comida con venta de bebidas alcohólicas.

Los clientes habituales de las cantinas más emblemáticas del centro, por su parte, vieron con buenos ojos las reaperturas del giro, pues si bien no son de primera necesidad, son sitios de esparcimiento necesarios para salir de la rutina y el estrés.

Los empleados de este tipo de establecimientos, que tuvieron que soportar cierres de 3 meses durante 2020, consideraron por su parte un alivio poder volver al trabajo, pidiendo además que no vuelvan a ordenar un nuevo cierre, que solo significa cortarle el sustento a las familias de quienes se dedican a atender las mesas, preparar alimentos y hacer el aseo.

ESCRIBE UN COMENTARIO