La pandemia canceló todos los eventos masivos, y con ellos, estuvo dos años en pausa uno de los acontecimientos más queridos de la Semana Santa: La tradicional quema del Judas en la Esquina de La Llamarada, en el Barrio de Santiago. Este 2022, con el avance de las vacunas y el semáforo verde, todo indica que sí se llevará a cabo.

Así lo señaló Sergio Valentín Reyes Alvarado, organizador del evento desde hace varios años:

“Toda la gente extrañaba la quema de Judas. La gente iba y se presentaba, pero no era posible. Con este año, serán 107 años de tradición. Poco a poco están permitiendo más eventos, como las Tres Caídas. Ya se está autorizando todo de a poco y ya llevé los avisos a Protección Civil. Quiero ir mucho antes de que sea la quema para que tengan todo listo”.

Lo cierto es que para la gente que vive en el Barrio de Santiago, donde se lleva a cabo la centenaria quema, no ha sido fácil vivir con la pandemia y la crisis económica. Valentín recuerda que muchos de los organizadores murieron a causa del terrible virus, lo que significó un triste luto para el característico barrio leonés.

Valentín explica que buscan hacer una crítica al coronavirus, y, además, fomentar la paz debido al conflicto entre Ucrania y Rusia.

“Tengo cinco figuras para este 2022 que se nos quedaron de los otros años: una es López Obrador, otra es el Coronavirus, para darle final ahora sí, la figura de Celso Piña, que desgraciadamente falleció y un fisicoculturista del barrio. También colocaremos banderas blancas, y una de Ucrania y Otra de Rusia. Queremos armar un misil grandote”.

Antes de la pandemia, el Domingo de Resurrección en la esquina de La Llamarada era pura alegría, jolgorio y felicidad: la gente aglomeraba las calles, bebían de manera constante, escuchaban música desde temprano y chicos y grandes colgaban el muñeco del judas, representado por la figura de algún político despreciado, para hacerlo estallar en mil pedazos, dejando un hedor a pólvora en el ambiente. Este 2022 es posible que todo vuelva a la normalidad.

ESCRIBE UN COMENTARIO