Noviembre es muy especial, pues se conmemoran 30 años del la caída del Muro de Berlín.

Todo comenzó tras la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, en 1945.

En ese entonces, los ganadores se dividieron el territorio en cuatro zonas: Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos ocuparon el Oeste, el Noroeste y porciones del Sur, y la Unión Soviética ocupó el Este.

Es así como surgió la Alemania dividida. La parte comunista sería conocida como “República Democrática Alemana” y la parte capitalista, como la República Federal de Alemania.

Para dividir las fronteras, el 13 de agosto de 1961 se construyó el Muro de Berlín. No sólo se separaban a las familias, sino también la política y las ideologías con una barrera de concreto de altura de 3.6 metros y un perímetro de 155 kilómetros.

El 9 de noviembre de 1989, después de años de tensión, se vino abajo el Muro de Berlín.

La caída del muro fue un hecho sin precedentes en la historia del Siglo XX. Este medio lo publicó como su noticia más importante, y todas las estaciones de radio y televisión lo transmitieron.

TESTIMONIOS

El 9 de noviembre la comunidad alemana se reunió en el Café Rothenburg para conmemorar la caída del muro.

Klaus Kosters tiene 40 años en la Capital del Calzado. Es empresario y académico: “Pertenezco a la generación de jóvenes de la posguerra, donde nuestra filosofía de vida siempre ha sido la integración: Esto nunca debe de volver a suceder, lo que pasó en el Tercer Reich. Nos debe dar un aprendizaje importante de la tolerancia y la convivencia sana”.

“La democrática, grotescamente se llamaba así, y se vivía en pánico, mentiras y amenazas. Un pueblo sin expresión no es pueblo (…) cuando cayó el muro ya vivía en México, y lo vi con ojos alemanes”, dijo.

Para Kosters, la caída del muro fue un logro enorme.

Heinrich Walter Hagen recuerda cómo la gente de la Alemania unificada se abrazaba y cantaba tras la caída del muro.

“Fue fabuloso. Como mensaje a los más jóvenes, quiero decirles que ahora Alemania es una sola y que aprendan de parte nuestra que el respeto y la educación valen muchísimo en la vida”.

ESCRIBE UN COMENTARIO