Con una misa celebrada junto a su tumba, en el Rancho Los Tres Potrillos, su ahora viuda Cuquita, familiares, amigos cercanos y trabajadores conmemoraron ayer el primer mes del fallecimiento de Vicente Fernández.

La sepultura del famoso cantante se encuentra en el jardín principal del rancho, justo frente a la residencia de la familia.

Junto a esta hay una escultura de bronce de alrededor de un metro de altura, con la figura de un charro montando a caballo.

Ayer la tumba estuvo repleta de flores y también lució una fotografía del artista, además de una de la imagen de Guadalupe, y como visita especial, llevaron a la Virgen de Zapopan.

El rito religioso, ofrecido por el sacerdote Juan Pablo Ceja, dio inicio a las 17:00 horas, aunque desde temprano arribaron algunos parientes del «Charro de Huentitán» y Cuquita Abarca, entre ellos sus hijos Alejandra y Vicente Jr., quien estuvo con sus cuatro hijos.

Ya casi para iniciar el evento, llegaron sus nietos Camila, acompañada de su esposo Francisco Barba y su pequeña Cayetana; y Alex, en compañía de su esposa Alexia, ambos hijos de El Potrillo, el gran ausente al igual que sus otros retoños, América Valentina y Emiliano.

Otro ausente fue Gerardo, también hermano de Alejandro Fernández.

Una vez iniciada la misa se acercaron a la tumba del ídolo mexicano algunos trabajadores del rancho.

En la conmemoración del primer mes del fallecimiento de Vicente Fernández reino la tranquilidad y la efusión entre familiares y amigos, pues aún con el uso de sus cubrebocas y los saludos amables limitando el contacto físico, se notaron los semblantes alegres y las charlas amenas.

Doña Cuquita estuvo en primera fila junto con su hija Alejandra y sus nietas Fernanda y Sissi -hijas de Chentillo-.

La misa concluyó luego de 35 minutos y los invitados se quedaron a convivir, pues se les invitó una taquiza.

Aunque Alejandro Fernández no estuvo presente ayer, pues se encuentra en su casa en la playa junto con su novia Karla Laveaga, recordó a su padre y le dedicó un mensaje a través de sus redes sociales.

«Por esos recuerdos que tenemos guardados en el corazón y nos hacen sonreír cuando los recordamos y nos llenan de nostalgia», escribió al pie de varias imágenes que posteó tanto en IG como en Facebook, en las que aparece con Chente.

Vicente Fernández falleció la mañana del domingo 12 de diciembre a sus 81 años, luego de una convalecencia de más de cuatro meses en el hospital debido a una lesión que sufrió por una caída en su rancho Los Tres Potrillos y haber sido diagnosticado con el síndrome de Guillain-Barré.

ESCRIBE UN COMENTARIO