La invasión a Ucrania hizo que el mexicano Yimer Cadena Cortés planeara viajar a Rumania, entrar clandestinamente a la frontera e ir la zona de guerra, para tratar de rescatar a su familia.

«No podía dejarlos a su suerte», expresa en entrevista, a bordo del avión de la Fuerza Aérea Mexicana que traslada a un grupo de mexicanos y sus familias a nuestro País.

«Al inicio, mi intención era cruzar la frontera y sacarlos, incluso ya había contratado personas que me iban a ayudar; obviamente todos están haciendo su negocio».

Cadena, de 42 años, reveló que esas «personas» le cobrarían al menos 8 mil dólares por internarlo a la zona de guerra y extraer a su esposa y a su bebé de apenas cuatro meses.

Lo que frenó al veracruzano de llevar a cabo su plan fue que tuvo dificultades para volver a sacar su pasaporte, después de que éste se le extraviara.

Como no podía viajar, Cadena, quien radica en Playa del Carmen, Quintana Roo, contactó al personal de la Embajada de México en Ucrania para pedirles ayuda.

«Lograron apoyarme, ellos rescataron a mi mujer y a mi hijo, ellos me los trajeron a Rumania; organizaron una expedición para evacuar a un total como de 20 personas entre mexicanos y ucranianos, entonces estoy muy agradecido con ellos», expresó.

«Sé que ellos ahorita el tema los rebasa porque es demasiado el trabajo, demasiado complicado todo, pero aún así, la verdad, lograron sacar a mi mujer y a mi hijo y me los entregaron en Bucarest. Yo salí de México el 5 de marzo con la intención de entrar a donde ellos se encontraban. La idea era llegar a Bucarest, ir a Moldavia y de ahí entrar por la frontera para llegar a la granja donde ella estaba. Es mi bebé no lo podía dejar ahí, no se trata de quedar bien o ser el héroe, se trata de mi bebé».

Cadena conoció a su esposa María hace aproximadamente dos años en Playa del Carmen, donde ella radicaba. Al quedar embarazada decidió tener a su bebé en Ucrania sin cortar relación con el mexicano.

La guerra sorprendió a María y a su hijo Dante en Kiev, quienes se fueron a refugiar a una granja a unos 300 kilómetros de la frontera con Moldavia.

«Empezó a acabar la comida, no había gasolina, había autos pero no gasolina, yo me empiezo a desesperar porque no tenía pasaporte y la cita era hasta el 28 de marzo y empecé a meter un poco de presión, la verdad, pero el área de protección a mexicanos la trató muy bien».

«Entonces sí fue un rollo bastante grande, pero pudieron sacarla de ahí y ahora podemos ir a México. Yo estoy feliz, quiero llegar a descansar, a estar con los dos y disfrutar a mi bebé, ella está contenta también, aunque son sentimientos encontrados para ella».

Aunque originalmente la Cancillería anunció que serían 63 mexicanos y sus familiares los que regresarían este martes a México, al final la lista estuvo integrada por 62 personas.

De última hora, un mexicano decidió no regresar en el avión de la FAM y un peruano con familia ucraniana, sin parentesco con mexicanos, fue incluido en la lista.

‘Estoy triste de dejar Ucrania’

Pasajero del mismo avión, el mexicano Joshua Mata, de 20 años de edad, reconoce que se siente más tranquilo de volver a casa, aunque no oculta su tristeza por dejar Ucrania.

El estudiante de comunicación llevaba casi un año en Dnipro, cerca de la frontera con Rusia, y su plan era quedarse más tiempo, sin embargo, los bombardeos lo hicieron desplazarse hacia Rumania.

«Me siento tranquilo, pero triste también obviamente de dejar Ucrania, pero al menos me siento tranquilo de poder volver a casa. Yo ya me estaba estableciendo allá, dejé la escuela, deje igual varias cosas allá», contó.

«Pero bueno, me quedo tranquilo de saber que voy a regresar a casa, pero es solamente esa sensación de tristeza y también por las personas que vi, amigos que están allá y que no pudieron salir y se quedaron ahí».

Habitante de la Ciudad de México, relató que se le presentó la oportunidad de estudiar en Ucrania y no lo pensó dos veces porque lo considera un país interesante y barato.

«No lo pensó dos veces .Cuando se me presentó la oportunidad decidí tomarla, pero no me imaginaba que iba a pasar todo esto», expresó.

ESCRIBE UN COMENTARIO