El politólogo y ensayista, Jesús Silva Herzog Márquez, propone no dividir ni polarizar el país en dos bloques, sino buscar punto común de equilibrio para salir adelante de la problemática política, económica, social, cultural.

No se trata de verse como enemigos, ni de cazar al enemigo en el análisis de la problemática en todos los aspectos de la vida nacional o global, en el mundo”, dijo.

La propuesta de ensayo, a través de su libro “Por la tangente”, estriba en un análisis de la problemática de una manera que no suponga la imposición de un juicio, sino la aportación de una perspectiva personal, dijo.

La aplicación del análisis de la problemática nacional actual, señaló que “hemos vivido en México con una perspectiva muy cerrada del mundo de la política, economía, cultura, de la historia, en la que parece que el país, el mundo, se divide en dos, se cae en la polarización, en la enemistad”.

Más bien la propuesta del ensayista es de una perspectiva más hospitalaria, de tal manera que no se cae en la enemistad, porque hay una posición escéptica, una duda el autocuestionamiento que permite acercarse al otro, o contraparte, sin pensar que sea el enemigo, apuntó.

Como en la problemática nacional, todos vamos en el mismo barco, debemos entender que hay este espacio común que es el que nos mantiene a flote, por eso hay que mantenerse en la tolerancia, en la hospitalidad, que no busca lanzar a nadie por la borda, precisó Herzog.

El libro va dirigido al común de las personas, no sólo a los académicos, intelectuales, políticos, empresarios, universitarios, sino a toda la gente, aseguró.

ESCRIBE UN COMENTARIO